Controlar el uso que hacen los menores de los dispositivos conectados a Internet es muy complicado. Más aún si se trata de dispositivos móviles, como el smartphone. Desde edades cada vez más tempranas, los menores tienen sus propios teléfonos inteligentes. Esto en ocasiones provoca problemas colaterales, derivados de un mal uso de estas tecnologías, como el sexting o el cyberbullying, que con una educación digital adecuada se pueden disminuir. Pero también es cierto que estos dispositivos conllevan aspectos positivos, que pueden incluso ayudar en un momento de peligro. Esta es precisamente la base de la nueva característica incluida en una de las aplicaciones de control parental más usadas por los padres. La app de ESET, Parental Control para Android, ha añadido en su versión 1.5.4.0 el botón SOS.

Este botón permite enviar un mensaje de texto predefinido al número de los padres en caso de necesitarlo, que contiene la ubicación del dispositivo del menor.  Para evitar falsas alarmas, en caso de haber sido enviado por error,  podría anularse. Los usuarios disponen de 5 segundos para cancelar la pulsación del botón SOS.

Esta nueva característica premium se encuentra desactivada de manera predeterminada pero se puede habilitar desde la configuración.

“Pensamos que con esta función SOS el producto ofrece a los padres un plus de seguridad, ya que saben que si su hijo/a se encuentra en peligro podrá pulsarlo y ellos acudirán en su ayuda”, explican desde ESET.

ESET Parental Control para Android es un sistema de protección para toda la familia que tiene como meta ayudar a los padres a desarrollar unas reglas de uso de las tabletas o smartphones de sus hijos. Fundamentalmente está diseñado para ayudar a los progenitores a construir una relación respetuosa con sus hijos, protegiéndolos de  páginas web y aplicaciones con contenido inadecuado.

Además de la recién incorporada funcionalidad SOS, la aplicación incluye una serie de funciones de seguridad valiéndose de una interfaz muy sencilla e inteligible para los menores:

·         Control de aplicaciones y webs: bloquea por defecto contenidos no apropiados según la edad del niño.

·         Gestión del tiempo: permite a los padres limitar el tiempo de uso de aplicaciones y juegos incluso cuando el niño está fuera de casa.

·         Localizador: permite a los padres conocer la ubicación del dispositivo del niño en cualquier momento.

·         Mensaje de confirmación: asegura que cualquier mensaje enviado por los padres es leído por el niño, ya que bloquea la pantalla del teléfono si este no confirma su recepción.

·         Informes para padres: la app realiza informes detallados sobre las aplicaciones utilizadas y páginas web visitadas por sus hijos. Los informes se pueden consultar en cualquier momento usando el modo parental de la aplicación, a través del portal my.eset.com o pueden enviarse regularmente a las direcciones de correo electrónico de los padres.

1 COMENTARIO

Deja un comentario