Los internautas están (estamos) expuestos a riesgos cada vez que accedemos a la red y navegamos. Como usuarios, debemos saberlo, y aunque también debemos conocer que la seguridad al cien por cien no existe, sí tenemos que poner de nuestra parte para evitar esos riesgos en la medida de lo posible. Pero, ¿lo hacemos? Todavía no todo lo que deberíamos, sobre todo cuando se trata de los dispositivos móviles, como el smartphone.

Esto lo confirma el “Índice de Ciberseguridad” de Kaspersky Lab, un estudio realizado por la firma de seguridad que refleja los cambios en los comportamientos y los riesgos de los usuarios de internet, realizado a través de encuestas a usuarios de todo el mundo cada seis meses para valorar la evolución de los distintos indicadores.

Uno de los datos preocupantes es que el número de usuarios desprotegidos se incrementa. A finales de 2016, el 39% de los encuestados en España admitía no proteger todos sus dispositivos. Ahora, estamos en un 41%. ¿A qué puede deberse esta situación? Según los expertos de la firma de seguridad, “podría relacionarse con el hecho de un mayor uso de dispositivos móviles que, en la mayoría de los casos, suelen estar desprotegidos en comparación con los PCs“, y alertan: “esta tendencia es bastante peligrosa: al usar dispositivos móviles los usuarios también se enfrentan a riesgos, y cuanto mayor es su utilización para actividades online, mayor es el peligro”.

Desde comienzos de este año, las bases de datos de la compañía han contabilizado más de 20 millones de objetos maliciosos dirigidos contra dispositivos con sistema operativo Android. Entre las amenazas: ransomware (que cifra los datos del teléfono a cambio de un rescate), malware bancario y phishing, con el objetivo de robar datos personales. Durante el período de tiempo analizado, la primera mitad de 2017, el 27% de los encuestados respondió que había sido víctima de la ciberdelincuencia en alguno de sus dispositivos.

Internet ya es móvil

Aunque es una tendencia ya conocida, los usuarios españoles cada vez usan menos los ordenadores para las actividades en internet, en pos de los dispositivos móviles, como tablets o smartphones. Por ejemplo, el correo electrónico se consulta cada vez menos desde PCs: ha bajado del 87% al 78%. Sin embargo, se accede desde los dispositivos móviles un 8% más que hace tan solo seis meses.

La proporción de usuarios de dispositivos conectados a internet que usan sus dispositivos móviles para compras en la red ha ascendido ya al 50%, desde un 41% en los seis meses anteriores. El uso del ordenador es cada vez menor: la utilización del PC para estas compras ha bajado del 80% al 75%.  Esta tendencia se observa en la mayoría de los tipos de actividades en línea, no solamente las compras en internet.

Además, por primera vez en varios años, ha disminuido el número medio de dispositivos por hogar, que la compañía achaca a la reducción en el número de ordenadores en los hogares de los usuarios. Hoy, un hogar tiene de media 6,2 dispositivos conectados, en comparación con los 6.3 en que había en la segunda mitad del año anterior.

 

 

Deja un comentario