Exceso de confianza. Este es el principal motivo que apuntan los investigadores de seguridad y autores de un estudio sobre ciberataques y ciberdelincuencia en 2017. 146.300 millones de euros fueron robados durante 2017 a causa de campañas de ciberdelincuencia, afectando a 978 millones de usuarios de 20 países. Así lo revela el informe Norton Cyber Security Insights 2017 elaborado por Norton by Symantec.

En 2017, 16,2 millones de españoles han sido víctimas de la ciberdelincuencia, lo que supone casi la mitad (un 49%) de la población adulta online. Según apunta el estudio, en Europa, el coste del cibercrimen se situó por encima de los 23.300 millones de euros, una cifra que supera la suma del PIB de diez países europeos. En total, los usuarios españoles han perdido han perdido más de 1.750 millones de euros en 2017 a causa del cibercrimen, lo que supone 65,53€ por víctima. 

Rasgos comunes entre las víctimas del cibercrimen

“Las víctimas del cibercrimen comparten un perfil similar, son consumidores que confían en sí mismos y que utilizan a diario múltiples dispositivos, tanto en casa como sobre la marcha”, explican los autores del estudio. Entre los rasgos comunes destacados, las víctimas de ciberdelitos admiten haber compartido alguna de sus contraseñas con otras personas. El 36% de los usuarios víctimas lo han hecho, en contraposición al 20% que no las ha compartido.  Además, se suma que el 30% de los usuarios piensa que el riesgo de convertirse en víctima de los ciberdelitos es “bajo o muy bajo”.

“A pesar de la oleada de cibercrimen de la que continuamente informan los medios de comunicación, demasiada gente parece creerse invencible y sigue sin tomar precauciones básicas para autoprotegerse“, lamenta Ramsés Gallego, Security Expert en Norton by Symantec, quien advierte de que “esta desconexión subraya la necesidad de seguridad digital para los consumidores y la urgencia de una vuelta a lo básico por parte de los propios usuarios a la hora de prevenir los ciberdelitos”.

El ransomware, principal amenaza

Sin duda el ransomware ha sido uno de los tipos de ciberataque más preocupantes de 2017 (y todo apunta a que lo seguirá siendo este año). Según el informe, uno de cada catorce consumidores españoles ha sido víctima de un ataque de ransomware.

Las víctimas han perdido 24,3 horas de media tratando de recuperar los archivos, y uno de cada diez pagó el rescate, pero no obtuvo sus archivos de vuelta a cambio.  Uno de los principales problemas está en la prevención, ya que el ransomware es prácticamente imposible de solucionar una vez que el equipo se ha infectado. La solución está en la prevención. La estrella: la copia de seguridad.Sin embargo,  casi la mitad de las víctimas, el 49%, ha admitido que nunca hace copias de seguridad de sus dispositivos.

Deja un comentario