Las tecnologías biométricas, como el reconocimiento facial, por voz, lectura de huella dactilar o escaneado de retina, son cada vez más usadas como métodos de acceso, en sustitución o combinación de las tradicionales contraseñas. Y parece que van calando entre los usuarios: según un estudio elaborado por IBM, el 67% de los usuarios a nivel mundial se siente cómodo usando tecnologías biométricas para acceder a sus aplicaciones, sobre todo entre los jóvenes. Y es que este estudio (IBM Security Future of Identity), contradice la creencia de que para el usuario lo más importante es la comodidad (cuando se trata de asegurar una cuenta).

La seguridad a la hora de acceder a los servicios es cada vez más importante, sobre todo en el caso de aplicaciones financieras. En estas, el 70% de los usuarios prioriza la seguridad en el acceso por delante de la comodidad (14%). En el caso de compras online y correo electrónico, también. En el caso de otro tipo de aplicaciones, como redes sociales, parece que las prioridades cambia. El 36% prefiere la comodidad, solo el 34% prioriza la seguridad y el 30% la privacidad. 

Cambio generacional

En esta adopción, son las generaciones más jóvenes las que van en cabeza. Los menores de 35 años muestran una confianza de uso mayor y apuestan por métodos alternativos para proteger sus cuentas, como la autenticación biométrica o multifactor. Para el resto de generaciones, la contraseña tradicional es la opción preferida: solo el 58% de los mayores de 55 años se siente cómodo usando tecnologías biométricas, en comparación al 75% de los millennials (los comprendidos entre los 20 y los 36 años). Los mayores de 55 años usan de media 12 contraseñas distintas, frente a las 5 que utilizan los de la Generación Z, entre los 18 y los 20 años. “Teniendo en cuenta que la generación millennial tiene cada vez más protagonismo en el mercado laboral, sus preferencias tendrán también un mayor impacto en cómo las empresas deben empezar a gestionar la seguridad y el acceso a sus dispositivos y aplicaciones”, opinan desde IBM.

Preocupación ante los riesgos

Aunque sea cada vez más extendido su uso, el hecho de acceder con métodos biométricos no significa que no tengamos dudas acerca de su seguridad, también.  España por ejemplo es el segundo país de la Unión Europea donde los ciudadanos muestran mayor preocupación por los riesgos en el uso de la autenticación biométrica a la hora de acceder a sus datos personales (55% frente al 45% de la UE). Asimismo preocupa más que esta autenticación no funcione (53% frente a 43% de los países europeos).

1 COMENTARIO

  1. Esta es una buena idea, ya que es bastante fácil olvidar la contraseña que se utilizó al abrir su cuenta. Realmente debe centrarse en la seguridad de su cuenta, ya que los hackers y los hackers siempre están atentos. La oportunidad que tengo es que mi agente Cryptavenir se asegure escrupulosamente mi cuenta. Defensores de la seguridad en este sitio de intercambio. Mi billetera criptográfica está bien protegida, es difícil para los piratas informáticos robar mis fondos. Además, creo que yo también, ahora, optaría por la autenticación biométrica de contraseñas como esta generación Y.

Deja un comentario