Las redes inalámbricas son fundamentales para sostener el nivel de conectividad del que disfrutamos en la actualidad. Bluethooth y Wi-Fi son dos de los sistemas más usados, y debido a los avances en los dispositivos y las creciente demanda de conectividad, estas tecnologías también deben ir evolucionando para ofrecer mayor velocidad, seguridad y rendimiento. Ese es el caso de Wi-Fi, que prepara su próxima generación, la denominada 802.11ax, que llegará pronto a nuestros dispositivos. Aún no se sabe la fecha exacta, pero se espera que en 2019 comience su despliegue. Mientras tanto, los fabricantes deben ir adaptando sus productos a estos nuevos estándares. Qualcomm ha sido el primero en anunciar un nuevo chip, el Atheros WCN3998, que está diseñado para dispositivos móviles inteligentes, y para que estos puedan ser compatibles con estos últimos estándares de redes inalámbricas.

Una de las principales características de este chip es que será compatible con el nuevo protocolo de cifrado de redes Wi-Fi: WPA3. Un avance fundamental, ya que el cifrado más extendido en la actualidad, WPA2 se sabe que es vulnerable.

Y es que el protocolo de cifrado de las redes Wi-Fi se ha convertido en una de las mayores preocupaciones de la industria. Hasta octubre del año pasado, WPA2 era uno de los protocolos de seguridad Wi-Fi más fiables y seguros, en los que se ha confiado durante años la protección de las redes inalámbricas. Sin embargo, la vulnerabilidad descubierta sacó a la luz la debilidad de este protocolo. KRACK Attack demostraba que un atacante podría interceptar el tráfico de los dispositivos dentro de redes inalámbricas protegidas por WPA2 y romper su cifrado, como mostrábamos en esta entrevista con el experto Deepak Daswani.

El protocolo WPA3, con el que es compatible Atheros WCN3998, permite un cifrado más seguro de los datos y una seguridad muy robusta, según la Wi-Fi Alliance, incluso “cuando no se cumplen con las recomendaciones de seguridad más exhaustivas, como contraseñas sólidas”.

Lo nuevo de Qualcomm se convierte así en el primer chip que que no puede ser atacado mediante la técnica KRACK.

Mayor rendimiento y capacidad

Como decíamos, una de las características más destacadas del anuncio de Qualcomm es que soporta la siguiente generación de Wi-Fi, la 802.11ax. Eso sí, mantiene la compatibilidad con los estándares y redes anteriores, por lo que no habría problema para conectarse a los routers actuales.

Esta nueva generación permite una velocidad cuatro veces mayor que el protocolo Wi-Fi usado en la actualidad, el 802.11ac. Y es que el protocolo 11ax será la “solución a la congestión de las redes, y evitará problemas de saturación”, como explicaban responsables del fabricante.

El WCN3998 de Qualcomm también integra Bluetooth 5.1, y anuncian que se podrán conectar varios dispositivos de forma simultánea. La compañía afirma que este chip dobla el rendimiento de las conexiones, y además es eficiente: consume un 67% menos de energía que que suele emplear la conexión Wi-Fi, en comparación con la generación anterior. La compañía ha anunciado que estará disponible para los fabricantes durante el segundo trimestre de 2018 por lo que los primeros dispositivos que lo integren podrían estar listos a finales de 2018 o principios de 2019.

Deja un comentario