El minado oculto y malicioso de criptomonedas, también denominado cryptojacking, está ganando enteros. Los ciberdelincuentes están encontrando en esta nueva técnica una fuente muy rentable de ingresos, provocada en parte por la fiebre del Bitcoin. La superpoblación del ransomware ha tenido algo que ver en esto también. Así lo destaca un informe sobre amenazas de seguridad en internet de Symantec, que señala que este tipo de ataques de cryptojacking han aumentado un 8.500 % en 2017.

La creciente subida del valor de las criptomonedas durante el año pasado ha sido el detonante para que los ciberdelincuentes se hayan lanzado a monetizar el volátil mercado. Este creciente incentivo económico está poniendo en riesgo a las “personas, dispositivos y organizaciones, siendo una amenaza para la seguridad personal y digital”, afirma Ramsés Gallego, director de Security Strategies en Symantec, señalando que está motivando a los delincuentes a infiltrarse en “todas partes, desde los PCs domésticos, hasta los centros de datos corporativos”.

Los mineros de criptomonedas en dispositivos ajenos no necesitan tener grandes conocimientos informáticos para llevar estos ataques acabo. Para operar solo se requieren un par de líneas de código, apuntan los especialistas. El cryptojacking se basa en robar potencia de procesamiento de los dispositivos en los que se infiltra, y aprovecharla para minar criptomonedas. Precisamente por eso, uno de los síntomas más visibles es la ralentización de los equipos, que pueden llegar a sobrecalentarse en exceso y quedar inutilizables.

Tu móvil o Smart TV podrían estar minando criptomonedas. Así nos explica el experto Josep Albors cómo detectarlo

Los atacantes entran en los equipos en muchas ocasiones a través de la navegación por internet, es decir, que son páginas web fraudulentas a través de las que realizan el minado. No siempre necesitan descargar malware en el equipo de la víctima para llevar a cabo este ataque. En este caso, con que la víctima cierre el navegador se paralizará este minado ilegal.

Ningún dispositivo es inmune

No solamente los ordenadores y dispositivos móviles son los objetivos de este tipo de minado ilegal. También los aparatos IoT, del Internet de las Cosas. Cualquier dispositivo inteligente puede ser útil para aprovechar su capacidad de procesamiento y minar a su costa. Symantec revela que se ha incrementado en un 600 % los ataques a este tipo de equipos IoT durante el año pasado.

Los equipos con sistema operativo Mac, tampoco son inmunes a este minado oculto. Se ha detectado un incremento del 80 % de estos ataques a equipos con Mac OS.

El informe apunta que un 2,7% de todos los ataques de crytojacking se han producido en España, superando por el momento a otras amenazas como los bots, el spam o el phishing.

Deja un comentario