La inteligencia artificial no es algo nuevo. Lleva mucho tiempo con nosotros, transformando poco a poco las tecnologías y los procesos en las empresas. Sin embargo, el uso de inteligencia artificial no elimina la probabilidad de que se produzcan fallos de seguridad. Así lo explica Nuance Communications, que destaca como ejemplo el uso de IA en la gestión de documentos y datos confidenciales. Gestión que se ha simplificado gracias a la automatización inteligente, reduciendo costes, tiempos y errores.

“La mayoría de organizaciones no considera la seguridad una cuestión prioritaria. De acuerdo a PWC, sólo el 27% de los ejecutivos que ha implementado IA en sus compañías prevé invertir en ciberseguridad en 2018″, apuntan desde Nuance. La gestión de estas tecnologías, más aún cuando están juego los datos y documentos de una empresa, debe llevarse a cabo teniendo en cuenta unos conceptos de seguridad básicos. 

Establecer medidas de seguridad de acuerdo a las necesidades y problemas de cada empresa es la base de la estrategia. “Es importante establecer medidas que eviten la filtración de datos confidenciales de manera accidental en los procesos automáticos de documentos con información confidencial”, explican.

Gestión de accesos

Limitar el acceso a documentos confidenciales es otro de los consejos que aportan desde Nuance. “Acotar quién puede abrir, editar, imprimir o compartir ciertos archivos ayuda a rebajar de forma significativa la posibilidad de una violación accidental de datos”. También recomiendan realizar un seguimiento exhaustivo en el caso de que se produzca una filtración o error. “Si un proceso automatizado experimenta un error y provoca que un archivo confidencial se haya compartido con usuarios no autorizados, es importante que las empresas realicen una auditoría de estos documentos y archivos electrónicos”, apuntan desde Nuance.

Inteligencia Artificial conversacional: cuando la tecnología te conoce y habla contigo

Integrar la seguridad en toda la compañía y conseguir que los empleados la consideren una cuestión fundamental, es también un reto que se debe lograr. “La transformación será verdaderamente óptima si la seguridad se convierte en una preocupación compartida entre todos los empleados de la compañía“, concluyen. 

Deja un comentario