“El ransomware está avanzando hacia un modelo de gusano: se difunde sin interacción humana”. Eutimio Fernández, Cisco

El malware evoluciona constantemente. Se adapta a los nuevos hábitos de los usuarios, así como a las técnicas de detección. Durante el último año, los ciberdelincuentes están empezando a cifrar el software malicioso, con el objetivo de convertirlo en piezas prácticamente indetectables. “El tráfico cifrado ha crecido un 12% en el último año, y el malware cifrado más de un 53%“. Así lo explica Eutimio Fernández, Cybersecurity Leader de Cisco en España, ofreciendo datos del último informe sobre ciberseguridad de la compañía.

La consecuencia inmediata de la tendencia de cifrado en el malware, es que obliga a los fabricantes de soluciones de seguridad a “usar más tecnología” para detectar que esa pieza de software es maliciosa. Malware que según el estudio, cada vez tiene “más poder de destrucción”.

Ciberataques más inteligentes

Uno de los ejemplos de malware en constante adaptación sin duda es el ransomware, que también ha evolucionado, haciéndose más inteligente. Estos ciberataques que cifran los archivos de las víctimas a cambio de una cantidad de dinero para desbloquearlos, ha sido el quebradero de cabeza de usuarios y empresas durante los últimos años. Y lo seguirá siendo. “El ransomware está avanzando a un modelo de gusano: se difunde por la web sin necesidad de interacción humana“, advierte el experto de Cisco.

Una de las soluciones para mejorar la ciberseguridad es reducir la complejidad, aumentar la formación y contar con servicios gestionados, dada la falta de profesionales especializados en el sector de la ciberseguridad.

Fernández nos explica en esta entrevista cómo están evolucionando los ataques más peligrosos en la actualidad, y las tendencias más relevantes de su informe anual. Ataques de Denegación de Servicio (DDoS) más complejos, la falta de concienciación que existe aún sobre seguridad IoT, advirtiendo de que esta “concienciación es vital”. 

Deja un comentario