Las amenazas en los distintos dispositivos móviles se han disparado durante los últimos años. Las razones parecen claras: muchos datos almacenados en ellos y poca cultura de seguridad móvil en general. Sobre todo en el caso de Android. El sistema operativo móvil de Google es el que cuenta con una mayor cuota de mercado, muy por encima de sus competidores.

En 2017,  Kantar Worldpanel revelaba que en España Android es el líder indiscutible, con un 92% de la cuota total. Las actualizaciones de seguridad y cerrar posible agujeros y brechas resulta crucial, y Google trabaja para desplegar las actualizaciones de seguridad y sellar esas brechas en el más corto espacio de tiempo, pero cabe preguntarse si es suficiente. Así se lo cuestiona G DATA; la firma de seguridad saca a la luz cifras de infarto: han detectado 846.916 nuevas amenazas para Android en los tres primeros meses de 2018, lo que supone un 12% más que el año pasado. Pero también supone que aparece una nueva variante de malware cada diez segundos.

Si se mantiene este ritmo, el fabricante de seguridad estima que se podría alcanzar la cifra de 3,4 millones de nuevas piezas de malware al término de 2018.

Los ciberdelincuentes saben que nuestros terminales móviles no solo están llenos de datos personales, sino que “las compras y la banca online se han pasado definitivamente al móvil y que todos esos datos se almacenan y circulan en unos terminales desprotegidos con los que además estamos accediendo a las redes empresariales”. Así lo explica Eddy Willems, experto en ciberseguridad de G DATA Software.

Nuevas muestras de malware detectadas Fuente: G DATA)
Nuevas muestras de malware detectadas al año desde 2012 (Fuente: G DATA)

No olvides actualizar

Gran parte de la solución se encuentra por supuesto en los propios desarrolladores de dispositivos Android, que deben tratar de llevar las actualizaciones de seguridad lo más ágil y rápidamente posible. Los usuarios, por su parte, debe ser conscientes también de la importancia de actualizar el sistema operativo de los dispositivos móviles (así como las aplicaciones) que resuelven posibles brechas de seguridad que pueden afectar a la integridad de sus datos. En muchas ocasiones se olvida que estos dispositivos móviles cuentan con las mismas, o incluso más, amenazas que los ordenadores, y contar con soluciones de seguridad instaladas es sin duda necesario.

En este sentido, G DATA recuerda que los terminales con Android 7 ya no cuentan con la certificación de Google. Una certificación muy importante para los fabricantes, ya que es la única forma de acceder a los servicios oficiales de Google y a sus aplicaciones a través del Play Store. La compañía ha obligado a todos los nuevos dispositivos a incorporar el sistema operativo Android 8 o posterior, pensando precisamente en la seguridad.

 

 

Deja un comentario