Los bancos y el sector financiero son objetivos principales de los ciberdelincuentes. Un sector crítico que recibe constantes ataques, para los que siguen siendo vulnerables. Así lo concluye un estudio que acaba de salir a la luz: “Security Report 2018“, llevado a cabo por Check Point.

Según la investigación, la banca se enfrenta a tres amenazas principalmente: el malware bancario, el robo de información y las ofensivas contra la red SWIFT. El informe apunta a que en los últimos meses, los bancos han implementado muchas medias para detectar y prevenir ataques a las cuentas de sus clientes. Lo que ha provocado que los ciberdelincuentes hayan desarrollado malware que ataca objetivos más “fáciles”. En lugar de acceder a una cuenta bancaria para robar el dinero, prefieren usar el ransomware para pedir a la víctima un rescate.

El auge del malware bancario para móviles es otro de los factores que destaca la investigación de Check Point. Ha habido un aumento de aplicaciones bancarias, que según los expertos supone nuevos riegos para los usuarios que buscan comodidad, sin ser conscientes de las amenazas que afectan a los smartphones y a las tabletas. Los usuarios siguen sin conocer los riesgos de los dispositivos móviles y la seguridad móvil, y eso supone una ventaja para los cibercriminales que aprovechan para crear aplicaciones fraudulentas y malware específico para estos entornos.

En cuanto a la explotación de las redes SWIFT, los expertos de la investigación apuntan a que “los bancos deben implementar no solo medidas de seguridad estándar, sino también protecciones avanzadas que disuadan a los atacantes más sofisticados”.

A pesar de ello, el estudio señala que a medida que la vigilancia y los controles de seguridad se hacen más estrictos, los atacantes “se desaniman cada vez más, como se ha visto con la desaparición de los troyanos bancarios para PC. A medida que surgen nuevas tecnologías -como Blockchain– los bancos deben seguir examinando sus medidas de protección, y adoptar la próxima generación de ciberseguridad”.

Deja un comentario