“Los consumidores han aceptado que sus datos son un bien de intercambio económico”. Así resumía Joost van Nispen, Fundador y Presidente de ICEMD, las conclusiones de un estudio internacional llevado a cabo en 10 países que analiza el comportamiento y la actitud de los usuarios frente a la privacidad y los datos.

La GDMA (Global Alliance of Data-Driven Marketing Associations) ha realizado esta investigación que pone voz a lo que ha analizado lo que opinan los usuarios respecto a los datos que comparten con las empresas, en el que ha participado ICEMD, el Instituto de Economía Digital de la escuela de negocio ESIC. Un informe que llega a conclusiones muy relevantes en un momento crucial para la privacidad y los datos, teniendo en cuenta la normativa GDPR que ya está aquí.

Van Nispen ha sido el encargado de presentar este estudio en el marco del evento DES en Madrid, donde ha destacado algunas de las conclusiones más interesantes en relación a los consumidores españoles. El estudio ha entrevistado a 1.054 personas en España de más de 18 años.

Preocupación generalizada sobre los datos 

Un 81% de los encuestados califica su preocupación frente a sus datos online en un 7-10 sobre 10. El 91% considera que la privacidad es un derecho básico. Aunque el 49% considera que mientras no se abuse de los datos, la privacidad no tiene por qué ser un problema acuciante.

El 70% cree que está más concienciado sobre cómo se usan y se obtienen los datos, repecto a como lo estaban en el pasado.

Los consumidores quieren más control y confianza: la transparencia es crucial. Queda mucho por hacer”, afirma el presidente de ICEMD.

El experto ha recalcado que todos estos porcentajes se reducen a medida que disminuye la edad de los entrevistados. “Los millenials tienen menos preocupación por sus datos que la media. Cuanta más edad tienen los consumidores, más conservadores son con sus datos”, afirma van Nispen.

Joost Van Nispen
Joost van Nispen durante un momento de su intervención.

No hay control sobre los datos

Los consumidores españoles han parecido aceptar que no tienen el control sobre sus datos. El 52% cree que no tiene ningún control sobre cómo se dan información a terceros por parte de las empresas, y el 49% cree que no puede impedir que las empresas obtengan información sobre ellos.

Datos preocupantes, más aún cuando el experto afirma que existe desinformación por parte de los consumidores sobre los derechos que tienen sobre sus datos.

Un 37% cree que no tiene la capacidad de obligar a las empresas a eliminar su información. Hecho que contrasta con la nueva RGPD, que obliga a las empresas a ceder a los usuarios el control de sus datos.

“Hay una enorme falta de comunicación transparente y eficaz sobre el control de los datos que ya tiene en la actualidad”, afirma van Nispen, añadiendo que “lo que más le interesa a los usuarios es que las empresas sean transparentes respecto a lo que hacen con sus datos y que ofrezcan algo de valor. Y eso está ausente en muchos de los discursos empresariales”.

Solamente un 40% de los españoles cree que obtiene un mejor servicio por facilitar los atos a las empresas. “Si menos de la mitad cree que dar datos no merece la pena, es un problema”

Eso sí, el experto afirmaba sentirse sorprendido por la actitud “negociadora y comerciante” que los españoles tienen con sus datos, según se revelaba en el estudio, ya que la mayoría están dispuestos a ofrecerlos a las marcas si con ello obtienen algo a cambio de valor. “Esto se observa más en España que en otros países”. 

Los españoles tienen una postura pragmática respecto a sus datos, los ven como un activo.

GDPR: un antes y un después

Van Nispen afirma que la regulación europea de datos marcará un antes y un después para usuarios y empresas. “El año pasado visité un congreso en Estados Unidos donde afirmaban que GDPR no serviría para nada. He vuelto esta año, tras los escándalos de privacidad y datos que ha habido… y la diferencia ha sido abismal: lo ponían como ejemplo de un marco magnífico para contemplar las necesidades de todos“.

 

Deja un comentario