Blockchain en tu negocio

Actualmente, la tecnología Blockchain tiene un futuro prometedor en las compañías debido en gran medida a su enorme potencial, puesto que cuenta con unas características que difícilmente otras tecnologías disponen. Su valor reside, principalmente, en la combinación con otras tecnologías.

Sin embargo, no siempre será necesario aplicar este potencial a determinados casos de uso. La primera pregunta que una organización debe hacerse es si puede hacer eso mismo sin usar tecnologías Blockchain. Es importante discernir correctamente si en el caso de uso que la organización quiera acometer aplica usar tecnología Blockchain o no.

1. Identificar el problema

Como comentaba en unas líneas más arriba, el primer planteamiento para un decisiónmaker en IT es: ¿ha identificado mi empresa el problema que se beneficiará de la tecnología ledger distribuida (DLT)? En caso negativo, no merece la pena adoptar tecnologías sin un fin determinado del cual pueda obtener un retorno de inversión.

2. La confianza con los demás

La siguiente variable en de esta ecuación es la confianza en un tercero por parte de la organización. Si la respuesta es afirmativa, no se necesitará una blockchain, ya que el origen de esta tecnología es, precisamente, la necesidad de confiar en actores desconocidos.

Por el contrario, si la empresa desconfía de un tercero, podrá adoptar en su proyecto una blockchain. Gracias a la tecnología DLT, se podrá custodiar y administrar los datos teniendo un férreo control sobre ellos y responder en primera persona contra cualquier aspecto que aplique a dichos datos.

3. Cuantificar el proyecto

Las empresas que disponen actualmente de innumerables sistemas y desarrollan proyectos de Blockchain buscando sustituir una tecnología están incurriendo en un algo riesgo, laborioso y muy costoso.

Las organizaciones deberán decidir si con la adopción de una tecnología Blockchain podrán mejorar actualmente infraestructura o procesos internos, pero sin cometer el error de invertir en un caso de uso que pueda impactar negativamente sobre lo que tiene en producción. Si actualmente el caso de uso es nuevo y no es necesaria la sustitución de tecnología por Blockchain, será más fácil la adopción, debido a la minimización del impacto en el negocio a través de la tecnología.

4. Sensibilidad de los datos

Blockchain surge, entre otras cosas, de la necesidad de poder compartir datos y usar estándares para tal fin.

Por ello, si la empresa está escribiendo datos sensibles, necesitará un tipo específico de tecnología Blockchain: privada o permisionada. Si, por el contrario, los datos no son sensibles y además no se necesita controlar quién va a leer o escribir esos datos, podrá ser desarrollado el caso de uso sobre una Blockchain pública, siempre y cuando se controlen los gastos específicos utilizando tecnología pública tipo Ethereum, ya que las transacciones de escritura en esta red tienen un coste.

Las blockchains públicas son las más conocidas debido al auge que está habiendo con todos los temas cryptoeconómicos. Redes como Ethereum o EOS serían blockchains públicas, en la empresa podría albergar su proyecto. Si la empresa se decide por desarrollar sobre una blockchain pública, desde Blocknitive recomendamos Ethereum, ya que la red cuenta con una comunidad muy potente de desarrolladores y bastante documentación.

5. Permisos dentro de la red

Volvamos a la pregunta anterior: ¿La empresa escribe datos sensibles? Hemos visto que, si no está escribiendo datos sensibles, es posible el uso de una Blockchain pública. Al elegir una pública se ha de tener en cuenta que no contaremos con permisos sobre la red, ya que carece de dichos permisos.

En el caso de que la empresa esté manejando datos sensibles, solo querrá revelar dichos datos a las partes interesadas de la red. En este caso hay dos tipos de Blockchain, las privadas o las permisionadas. Para elegir entre una de estas dos redes, la organización deberá definir cómo los participantes de la red podrán leer datos de la Blockchain.

Si todos los participantes pueden leer y escribir en la red, sin requerir ningún privilegio, necesitaremos una Blockchain privada donde los actores podrán leer cualquier tipo de dato que se guarde dentro de la Blockchain, por ejemplo, se podría montar bajo tecnología Ethereum una red privada con diferentes actores.

Si las empresas necesitan tener permisos por cada participante, necesitará una Blockchain permisionada para tal efecto. Para este caso se podría usar el proyecto Hyperledger. Hyperledger cuenta actualmente con cinco proyectos activos, siendo Fabric el que más apoyos tiene y el que más se está utilizando.

Con Hyperledger se pueden otorgar permisos tanto de escritura como de lectura sobre canales de comunicación, otra herramienta más para garantizar la privacidad de la información, ya que solo los participantes que estén en dicho canal podrán tener acceso a la información.

Una Blockchain como la de Hyperledger favorece la disponibilidad de la información en todo momento, pues se trata de una solución altamente robusta a prueba de fallos y casi imposible de detener. Gracias a los algoritmos criptográficos de cifrado que se realizan en HyperledgerFabric, queda cubierto el requisito de la confidencialidad de los datos.

Un par de detalles más

Espero que estas pautas hayan resultado de utilidad al profesional que se esté planteando adoptar esta tecnología para su negocio. Solo quedará tener los conocimientos necesarios para comenzar a escribir en el lenguaje de programación de la Blockchain y conocer bien su funcionamiento interno para adaptarse a su arquitectura.

Deja un comentario