Bit Life Media Redes Sociales

Los menores usan los dispositivos móviles, internet y todo tipo de tecnologías cada vez a edades más tempranas. Y aquí la polémica está servida, porque los expertos difieren respecto a su idoneidad, o la edad “adecuada” para que los más pequeños se inicien con las tecnologías. Los hay que opinan que cuanto antes, mejor, así se adaptarán a un mundo que es eminentemente tecnológico. También hay educadores que sostienen que los niños no necesitan smartphones, si no “salir más a jugar”, como nos contaba a este medio recientemente el pedagogo italiano Francesco Tonucci.

De lo que no hay duda es de que incrementar la concienciación por parte de los menores (y sus padres, tutores y educadores) es fundamental, para proporcionar un uso más seguro de las tecnologías que usen. Tanto para evitar ser víctimas de ciberdelincuentes, como para no ser uno de ellos. Así lo destaca S2 Grupo, que realizaron un estudio desde su blog especializado en menores Hijosdigitales.es.

Según la encuesta, el 16% de los padres aseguraban haber comprado su primer smartphone a sus hijos antes de los 10 años. Por supuesto, el debate no acaba cuando se le adquiere un dispositivo (móvil o no), sino que continúa al preguntarse, ¿qué tipo de aplicaciones es recomendable que use y cuáles no?

En este sentido, el 22% de los menores, incluidos en esta franja de edad, ya utilizan redes sociales. Desde S2 apuntan a que limitar el uso de las tecnologías no es la solución para evitar posibles problemas, siendo mucho más eficaz conocer los riesgos a los que nos enfrentamos para realizar un uso responsable. 

¿Por dónde empezar? Aprender a usar la tecnología

En la mayoría de las ocasiones, los problemas comienzan porque los padres se sienten de alguna forma perdidos. Aprender a usar las mismas tecnologías que los hijos es una buena costumbre para poder ponerse en su piel y ayudarles ante posibles problemas.

Los expertos responsables del estudio han elaborado una serie de recomendaciones con este y otros consejos para ayudar al uso responsable de estas tecnologías, y que jóvenes y adultos “incrementen su ciberprotección”.

1. Para empezar, los padres tienen que aprender a usar la tecnología que usan sus hijos. Solo así lograran reducir la distancia “digital” entre ellos, y evitar una posible falta de autoridad por la inexperiencia.

2. Hay que usar contraseñas fuertes. Padres e hijos. Combinaciones de minúsculas, mayúsculas, números y símbolos son las más adecuadas.

5 consejos para gestionar tus contraseñas en internet

3. Mucho cuidado en las redes sociales. Sobre todo al aceptar a extraños como amigos, cosa que nunca se debe hacer. En internet hay una máxima, y es que nunca se sabe quién puede estar detrás de una foto de perfil y un usuario, así que es mejor ser precavidos.

4. La webcam es un punto débil de cualquier dispositivo. Existen multitud de herramientas y programas maliciosos que permiten acceder a ella de forma remota. Siempre que se pueda, es mejor taparla.

5. Nunca se deben enviar fotos sensibles o íntimas. Los menores se dejan llevar en ocasiones por personas que han conocido en redes sociales, o incluso conocidas de su vida “real”. El problema es que una vez que se han enviado estas imágenes, o cualquier fotografía, ya se pierde el control sobre ella.

6. Del mismo modo hay que ser cautelosos con la información que se comparte, sobre todo en redes sociales, o aplicaciones como WhatsApp. No hay necesidad de estar informando diariamente de dónde nos encontramos o qué estamos haciendo en nuestra vida personal. En el caso de los menores, es un riesgo aún mayor.

7. Hay que ser cuidadosos al usar wifis públicas gratuitas. Echa un vistazo a estos consejos para protegerte en ellas.

8. Configura de forma correcta la privacidad de las redes sociales. Entre la opción más suave y la más restrictiva, escoge la más conservadora. Se evitará que personas no deseadas accedan a información personal.

9. Los básicos de la ciberseguridad, como actualizar los dispositivos o no descargar archivos adjuntos de desconocidos en las redes sociales, son también lecciones importantes que los menores deben conocer.

Deja un comentario