Qualcomm artificial intelligence inteligencia artificial snapdragon procesadores

La inteligencia artificial se ha convertido en un elemento diferenciador. Raro es el proyecto autodenominado como innovador que no contenga entre su tecnología la inteligencia artificial. Pero, ¿es realmente un elemento estratégico en la transformación digital de las empresas actualmente? Y sobre todo, ¿cuál es su estado de implantación real?

De lo que no hay duda entre los expertos es de que “se va a producir un cambio o revolución en los puestos de trabajo, pasando de trabajos muy mecánicos a repetitivos a trabajos más humanistas y creativos”. Así opina Albert Mercadal, Director de Big Data y Analytics en EMEIA de Fujitsu, quien nos ofrece esta entrevista para analizar precisamente el impacto de esta tecnología en la empresa española.

Y es que, aunque el cerebro y la inteligencia artificial tienen más en común de lo que podamos pensar, y tiene un importante componente emocional, adaptarse a sus retos no es una tarea sencilla.

Albert Mercadal Fujitsu inteligencia artificial
Albert Mercadal, Director de Big Data y Analytics en EMEIA, Fujitsu

¿Es la IA un elemento estratégico en la transformación digital de las empresas?

Definitivamente sí. De hecho, es uno de los elementos vertebradores, especialmente en dos ámbitos: en la automatización y eficiencia operacional, y en la forma de interaccionar o relacionarse con los clientes.

 ¿Cuál es el estado de implantación de soluciones de IA en la empresa española?

Diría que desigual en función del tamaño y el sector. En lo que se refiere al tamaño, hay una tendencia en que las empresas más grandes sean las que más avanzadas estén la adopción de la inteligencia artificial, por ejemplo, con el uso de chatbots para comunicarse con los clientes o en el uso de técnicas de Deep Learning para la automatización de procesos de calidad.

Por sectores, diría que la banca y las telecomunicaciones son los más avanzadas en su adopción e inclusión en sus planes estratégicos, y la administración pública y el sector industrial los más atrasados. Por supuesto, las empresas nativamente digitales, especialmente algunas startups, también se encuentran en un estado de implementación más avanzado.

 ¿Están preparadas para los retos de la inteligencia artificial?

En general, especialmente las más grandes, están preparadas para abordar proyectos muy concretos, pero todavía están lejos de la adopción general, aunque es desigual. Dicho esto, existen todavía grandes barreras para su adopción. Destacaría el cambio cultural, la falta de talento y el encontrar casos de uso con retornos de negocio claros como las más importantes.

 ¿Cómo convertirla en un elemento diferenciador? ¿Qué beneficios empresariales puede llegar a tener?

En mi opinión, especialmente cuando se está empezando a recorrer el camino con las primeras iniciativas lo importante es empezar con casos de uso muy concretos con un retorno claro y medible; es la mejor forma de empezar a convencer internamente la organización de los posibles beneficios. Dicho esto, en general los casos de uso de eficiencia operativo suelen ser concretos y con beneficios muy claros.

Lo beneficios son muchos y dispares, si bien es cierto que aún nos encontramos en los inicios a nivel de madurez, tanto a nivel tecnológico como de negocio. En cualquier caso, para nombrar algunos: mejora en los procesos de calidad en la fabricación de distintos elementos, automatización de los servicios de atención al cliente, mejora de la atención de los puntos de venta gracias al uso de técnicas para el procesamiento de imágenes y vídeo, mejora en la detección de fraude también en los puntos de venta, mejora de KPIS financieros como el riesgo, o el fraude o automatización de procesos en los que intervengan documentos o texto.

 ¿Qué nos proporcionará en un futuro la IA? ¿Qué opina respecto a la posible destrucción de puestos de trabajo?

Creo que la destrucción de ciertos puestos de trabajo con la llegada de la IA es ya un hecho y es algo que va a aumentar en los próximos años y décadas. Dicho esto, la desaparición de ciertos puestos de trabajo (los más mecánicos) se verá sustituida por la creación y aparición de otros como ya ha ocurrido con otras revoluciones tecnológicas (por ejemplo, durante la revolución industrial y la posterior creación de millones de puestos de trabajo en el sector servicios). De hecho, hay varios estudios que indican que los países más avanzados tecnológicamente (como Corea del Sur o Singapur) son de los países una menor tasa de desempleo.

En mi opinión se va a producir un cambio o revolución en los puestos de trabajo, pasando de trabajos muy mecánicos a repetitivos a trabajos más humanistas y creativos. Algo positivo si pensamos en aquello que como humanos nos caracteriza; en positivo.

 ¿Qué impacto tendrá en los empleos y en la sociedad la automatización?

Como respondía en la pregunta anterior, a día de hoy hay muchos trabajos, aquellos más repetitivos, en los que ya una máquina hace muchos años que es mejor tanto a nivel de eficiencia como a nivel de exactitud. Para poner un ejemplo, ya en los años 80 existía tecnología para la conducción autónoma de trenes, pero no fue hasta años más tarde cuando empezó a implantarse por reticencias culturales.

Esto hará que muchos de los trabajes actuales desaparezcan pero que aumente la demanda de trabajos más creativos y más cercanos a las humanidades. En este sentido es posible que a la vez que se produce una gran automatización a nivel social haya una tendencia mucho más humanista.

 ¿Cuáles son las mayores dificultades a las que se enfrenta, y sus mayores oportunidades?

La mayor dificultad a la que uno se enfrenta cuando trabaja en temas de analítica y inteligencia artificial es el cambio cultural y la reticencia al cambio de las organizaciones. Además, la continua evolución de estas tecnologías hace que sea difícil encontrar el talento adecuado en cada momento o para cada necesidad por lo que a veces es más importante los llamados softskills (adaptabilidad, capacidad de aprendizaje, etc.) que los conocimientos técnicos específicos necesarios en cada momento.

Deja un comentario