El Día Internacional de la Protección de Datos que se celebra cada año el 28 de enero es un buen momento para revisar si llevamos a cabo las medidas básicas de seguridad para proteger nuestra información.

Este año, por primera vez tiene lugar con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) en pleno vigor.

Las empresas han tenido que aumentar sus esfuerzos (humanos, tecnológicos y económicos) para adaptarse y cumplir con esta normativa. De lo contrario, se exponen a cuantiosas multas, además del posible daño a la imagen y reputación debido a una brecha de seguridad provocada por una mal gestión de la seguridad de los datos.

Día Internacional de la Protección de Datos: cómo mejorar la seguridad de tu información

La estela del RGPD: Google es multada con 50 millones de euros

El año pasado este día estaba marcado por la inminente llegada de la obligatoriedad de la normativa europea que puso los puntos sobre las íes respecto al uso que las organizaciones hacen de los datos de los usuarios.

Durante estos meses ya hemos visto las primeras multas a empresas que no han cumplido con la normativa europea. Según informaba Panda Security, en 2018 una casa de apuestas austriaca recibió una multa de 4.800€ por una cámara de seguridad que grababa parte de la acera, ya que «la vigilancia a gran escala de espacios públicos está prohibido bajo el GDPR», explican los expertos.

En Portugal, se impuso una multa de 400.000 euros por «violación del principio de confidencialidad, y la violación del principio de la minimización de los datos».

Este año ha comenzado con una importante multa, y para uno de los grandes. Francia, amparada bajo el GDPR, ha impuesto una multa a Google por valor de 50 millones de euros por no informar suficientemente a los usuarios sobre las políticas de consentimiento de datos.

La relevancia de la privacidad y la protección de datos corporativa: esto opinan los expertos

Como analizamos a principios de año, todo apunta a que 2019 será, por muchos motivos, el año de los datos personales. En el que tendremos que poner todos los esfuerzos (más que nunca) por proteger la valiosa información.

“La privacidad de nuestros datos es cosa de todos y es bueno que cada vez más gente se preocupe por ello», asegura Ángel Ortiz, Director Regional de McAfee en España.

«Velar por la privacidad de nuestros datos implica saber dónde estás metiendo tus datos y saber qué protecciones existen cuando usas tus dispositivos y tus aplicaciones cloud. Significa decir que no a una organización que no te informa sobre qué va a hacer con tus datos. Hacer un esfuerzo por poner en práctica buenas medidas de ciberseguridad no sólo es bueno para tu compañía, es bueno para todos”, apunta Ortiz.

Es esta misma línea, Brett Beranek, Vicepresidente y Director General del área de negocio de Seguridad y Biometría de Nuance, opina que «nos encontramos en una suerte de carrera armamentística moderna, luchando por desarrollar sistemas y soluciones que nos permitan ir un paso por delante de los que quieren acceder y manipular nuestros datos y convertirnos en víctimas de fraude. Cuando hablamos de fraude, prevenir siempre es mejor que curar».

El responsable de Nuance señala que «el Día de la Protección de Datos nos sirve como recordatorio a empresas y consumidores de que la ciberseguridad y las herramientas de prevención del fraude ya no son opcionales. De hecho, ante unos cibercriminales con técnicas cada vez más sofisticadas, con más experiencia y mayor determinación, es esencial buscar soluciones de seguridad y contra el fraude que sean efectivas contra las amenazas».

Es por esto que este día cobra tanta importancia. Francisco Trillo, director general para España, Portugal, África, Israel y Europa del Este de BMC Software, opina que «solo es necesario echar un vistazo a las noticias y ver que las incidencias relacionadas con fugas de datos son prácticamente rutinarias debido a protocolos obsoletos o a ciberataques, para comprender lo necesario que es este día».

En este sentido, Trillo apunta que“2018 ha sido un año significativo, pues hemos visto la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos de la UE (GDPR). Y precisamente por ello, el Día de la Protección de Datos es este año una oportunidad ideal para que quienes gestionan los datos reflexionen sobre los procesos y la tecnología que utilizan para garantizar el cumplimiento. Las empresas ya no pueden escudarse en que la tecnología es inadecuada para excusar la filtración de datos y las cuantiosas multas en vigor deberían ser una motivación adicional para que las organizaciones tengan todo en orden».

Respecto a las empresas, el experto destaca como medidas básicas la «visibilidad, la seguridad, la integridad y la recuperación».

Deja un comentario