Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés Internet of Things) es una de esas tendencias que están siempre en el candelero de la tecnología. Millones de dispositivos se conectan a internet y se conectan entre sí. Son muchos los estudios que tratan de predecir de cuántos dispositivos estamos hablando, que pueden ser cerca de 25 mil millones para 2020.

Las implicaciones de esto son muchas. A nivel de ciberseguridad, por ejemplo, ya que muchos de estos dispositivos no han sido diseñados desde su fabricación pensando en su seguridad, por lo que

Otro desafío es la latencia y la velocidad de conexión, que se previsiblemente se solucionará con la llegada del 5G.

Y sin duda, uno de los retos está al nivel de las redes. En este sentido, Cisco quiere liberar todo el potencial del IoT con las redes basadas en la intención. Así lo ha anunciado en su congreso Cisco Live Europe 2019, que se celebra estos días en Barcelona con más de 16.000 profesionales del sector.

El Internet of Things tiene un gran potencial, no solamente a nivel usuario, sino especialmente para compañías y organizaciones. Pero esos retos del IoT tienen que ser resueltos.

Aquí es donde entran en juego el intent-based networking, que «puede proporcionar escalabilidad, flexibilidad y seguridad para reforzar el éxito de los proyectos», según explica la compañía.

Integrar la seguridad desde el comienzo en el Internet de las Cosas corporativo

Las redes basadas en la intención capturan la intención de negocio y la traducen en políticas de red. La automatización es una de las claves de esta tecnología, que para Cisco la automatización es fundamental.

«No podemos configurar manualmente todos los dispositivos de una organización», apunta Cisco, que explica que su tecnología puede ayudar a identificar todos los endpoint y segmentarlos por grupos lógicos. «En términos de seguridad, nos aseguramos de que cada servicio IoT es seguro». 

«Cada organización demanda unos requisitos específicos y una infraestructura para IoT diferente, pero siempre que capaz de crecer y adaptarse a su negocio, además de integrar la seguridad desde el principio», apunta la compañía estadounidense.

Para responder a estos retos, Cisco ha anunciado un completo portfolio con nuevas soluciones de redes IoT, herramientas para desarrolladores, guías de diseño validadas y especializaciones para partners.

Respecto a las nuevas plataformas de redes para IoT, la compañía lanzado sus nuevos switches Catalyst industriales y routers de Servicios Integrados industriales. Estos están diseñados específicamente para entornos IoT.

«Están equipados con IOS XE, el sistema operativo para redes basadas en la intención que abarca el campus, las sucursales y la WAN», explica la compañía, avanzando que sus nuevas plataformas se gestionan mediante el cuadro de mando Cisco DNA Center, para ofrecer visibilidad de sus entornos de campus, sucursales e IoT desde una única consola.

Por otro lado, a través de DevNet, el programa de Cisco para desarrolladores, han presentado un nuevo conjunto de herramientas para facilitar a clientes y partners la innovación en el extremo de IoT (Edge Computing).

«Los partners del ecosistema pueden crear y gestionar aplicaciones en el extremo de la red y proporcionar a los clientes la flexibilidad adicional que necesitan para lograr mejores resultados de negocio», anuncia la compañía.

Este IoT Developer Center incluye materiales de formación, herramientas para desarrolladores y recursos de soporte.

“Al proporcionar escalabilidad, flexibilidad y seguridad, estamos convirtiendo la red en un enorme facilitador para nuestros clientes de IoT», señalaba durante Cisco Live Europe 2019 Liz Centoni, Vicepresidente Senior y Directora General de IoT en Cisco. «Y con el nuevo centro para desarrolladores IoT de DevNet, ayudamos a miles de partners y desarrolladores de todo el mundo a que innoven sobre nuestra plataforma IoT”.

Los riesgos y vulnerabilidades del Internet de las Cosas: desde cafeteras hasta coches conectados

Deja un comentario