Un número y una letra han sido los grandes protagonistas de la última edición del Mobile World Congress (MWC). Aunque más que eso, lo ha monopolizado. Ningún fabricante presente en la feria ha querido quedarse fuera de la tendencia de moda que según los expertos «nos va a cambiar la vida». Por supuesto, hablamos del 5G. Aunque aún es una tecnología en la que se lleva trabajando muchos años, todavía le falta camino por recorrer para que esto suceda.

En este congreso se han podido ver ambulancias conectadas por 5G y hasta helicópteros. Cualquier dispositivo puede conectarse a esta red, que permitirá una velocidad de navegación 20 veces más rápida que la actual.

La asociación GSMA, organizadora del MWC, predice que en 2025 habrá 1.300 millones de usuarios usando redes 5G y 1.360 millones de dispositivos móviles 5G en todo el mundo. Esto supondrá un 40% de cobertura de red de 5G. Pero, empecemos por el principio, ¿qué es el 5G?

¿Qué es el 5G?

La «G» proviene de de generación, lo que significa que el 5G es la quinta generación de redes móviles. Cuando pasamos de una G a otra normalmente implica que se está produciendo un cambio significativo en la velocidad, la frecuencia o la propia tecnología del sistema. Cada nueva generación supone un hito en la tecnología móvil y cuenta con estándares y características técnicas que la diferencian de la anterior.

En la década de 1980 conocimos la primera generación de tecnología inalámbrica: 1G. Posteriormente, el 2G permitió que las compañías habilitasen los servicios de SMS.

El 3G permitió que se pudieran realizar llamadas, enviar mensajes de texto y navegar por internet. El 4G supuso un aumento de la velocidad y mejoría de las características anteriores. Después se incorporó a este 4G el denominado LTE (Long Term Evolution: evolución a largo plazo), que añadió más consistencia y velocidad.

Ahora, el 5G se construye sobre la base del 4G LTE. Su principal característica es la de proporcionar una mayor velocidad de transferencia. Puede no parecer un hito como la introducción de la posibilidad de navegar por internet, por ejemplo, pero es un avance que no solo permitirá esta velocidad de navegación, sino también que más dispositivos se estén conectando al mismo tiempo.

Ahora bien, para aprovechar esas ventajas y que el 5G llegue finalmente a nuestras vidas, tanto los dispositivos como las redes tienen que estar preparados para ello.

Y eso es en lo que los fabricantes y operadores llevan trabajando los últimos años, cuyas innovaciones han mostrado en este MWC.

Todo gira en torno a la velocidad: WiFi6

Junto con 5G, una nueva tecnología inalámbrica nos permitirá aumentar la velocidad a la que nos conectamos a internet. WiFi6 es el nuevo estándar inalámbrico que nos dará una velocidad un 20% superior a la más avanzada que existe en la actualidad (Wifi5), pero sobre todo, permitirá también que más dispositivos se conecten al mismo tiempo.

Aunque esta tecnología inalámbrica, al igual que 5G, también está despegando, estas dos nuevas generaciones tecnológicas van a converger para proporcionar «nuevas experiencias y servicios: telemedicina, fábricas conectadas, IoT, robótica, vehículos autónomos o redes eléctricas inteligentes son algunas de ellas». Así lo explica Carlos Galdón, Director de la Organización de Partners en Cisco España, quien añade que «en 2022 habrá 422 millones de conexiones 5G en todo el mundo, y 5 millones en España».

En términos de velocidad, Galdón señala que «la velocidad media mundial de 5G será de 170 Mbps, 4 veces más rápida que la velocidad media 4G (44 Mbps). En España, la velocidad media 5G (190 Mbps) será más de 2,5 veces mayor que la velocidad media 4G (87 Mbps)».

En cuanto al WiFi6, el experto apunta a que este nuevo estándar inalámbrico aportará mucha más velocidad (3-4 veces mayor que 802.11ac), mayor rendimiento (en áreas congestionadas como estadios) y menor consumo de batería». 

Nadie se ha querido quedar fuera: los grandes de la industria presentan sus avances en 5G

Cisco ha sido una de las compañías que han sacado músculo en este MWC para contar sus avances en este aspecto. Su presidente, Chuck Robbins dio a conocer los más de 100 proyectos sobre 5G que tienen con clientes de todo el mundo. Más de 40 proveedores de servicios están y implementando sus soluciones Cisco 5G Now.

Qualcomm es otra de las compañías que ha puesto el 5G como núcleo de su estrategia. No en vano los de San Diego fueron los primeros en presentar el primer prototipo de smartphone 5G, y son también los fabricantes responsables de la plataforma Snapdragon 855, una tecnología clave que ha hecho posible prácticamente todos los lanzamientos de dispositivos comerciales 5G.

Este procesador forma parte de algunos de los smartphones 5G protagonistas de la feria. Dispositivos de Xiaomi, Samsung, Huawei, Sony o LG cuentan con esta tecnología.

Y precisamente los fabricantes de dispositivos móviles no han querido perder la oportunidad de mostrar en la feria sus últimos smartphone estrella, que por supuesto, incorporan tecnología 5G.

Samsung lo incluye su Samsung Galaxy S10 5G. Un smartphone con pantalla de 6.7 pulgada impulsado por el procesador Snapdragon 855 de Qualcomm con 8GB de RAM.

Pantallas plegables y 5G

Asimismo, su otra estrella de la feria, el Galaxy Fold, el primer móvil con pantalla plegable de Samsung, contará con una versión LTE y otra 5G. Su precio de salida será de 1.980 dólares y no estará disponible hasta finales de abril.

Y es que las pantallas flexibles y plegables han sido otros de los protagonistas de la feria, junto con la nueva generación de redes.

Huawei ha sido el otro gran protagonista en ambos sentidos: tanto pantallas plegables como 5G. El fabricante ha mostrado su nuevo Huawei Mate X, que cuenta con una pantalla flexible que despliega para convertir el dispositivo de un smartphone a una tableta de 8 pulgadas.

Huawei ha colocado su procesador Kirin 980 de 7 nanómetros dentro de este dispositivo, cuenta también con conectividad 5G y saldrá por un precio de 2.299 euros a mediados de 2019.

La compañía ha sacado músculo también en cuanto a su trabajo en las redes 5G apuestan por una implementación simplificada de esta tecnología para acelerar su llegad al público masivo. Mientras que las tecnologías 3G y 4G necesitaron diez y cinco años para alcanzar los 500 millones de usuarios, Huawei estima que la tecnología 5G sólo necesite tres años.

Huawei mate x mwc mobile world congress movil pantalla flexible plegable 5g smartphone
Exposición del Huawei Mate X durante MWC 2019

5G: para cuándo

Y al hilo de estos datos, ahora la pregunta que todos nos hacemos: ¿cuándo podremos usar realmente el 5G en nuestro día a día?

Algunos expertos hablaban de 2019 como el año clave para esta tecnología, y los smartphones presentados confirman que la tecnología existe y está aquí, pero no llegará aún a ser una realidad en nuestro día a día aún.  Aún queda mucho trabajo por hacer, si bien es cierto que fabricantes, operadoras y todo el sector están trabajando en ello a marchas forzadas.

Los especialistas más realistas señalan 2020 como el año en el que verdaderamente los usuarios comenzaremos a disfrutar de 5G. Será, por supuesto, progresivo. Poco a poco se irán implementando antenas que proporcionen esas redes 5G, y los nuevos dispositivos tienen que ir adaptándose a esa tecnología, y haciéndose más asequibles para el bolsillo de los usuarios. Será más tarde o más temprano, pero no hay duda de que estamos en el camino al 5G. 

Deja un comentario