Perder el smartphone, la seguridad digital de los datos o no recibir suficientes “me gusta” en una red social son algunos de los miedos de los usuarios. Nuevas fobias generadas en la era de lo digital, que pueden afectar incluso al día a día de los usuarios.

Por ejemplo, al 60% de los jóvenes entre 18 y 24 años les produce ansiedad perder el móvil, el 64% de los españoles teme que se publiquen sus detalles bancarios, y para el 54%, la ciberseguridad es una preocupación creciente y lo será todavía más en los próximos cinco años. Estos son algunos de los datos que revela un estudio realizado por McAfee.

Destaca el hecho de que el 28% de los españoles padece nomofobia o lo que es lo mismo: pánico a perder su smartphone. Lo relevante es que se trata del tercer miedo más extendido, sólo por detrás del miedo a las alturas (39%) y el miedo a los insectos (28%).

Y es que lo cierto es que todos hemos sentido alguna vez ese microinfarto cuando echamos la mano al bolsillo y no está ahí el móvil. Ah, espera, que estaba en el otro bolsillo… Y respiramos.

Miedo (racional) a que los datos sean expuestos

Los datos personales y la información que se pueda ver comprometida online es una de las mayores preocupaciones de los usuarios. al 27% de los españoles les da miedo  que su información personal se vea expuesta online. El mismo número que el miedo a los fenómenos paranormales, como dato curioso.

Pero el hecho de que los datos se puedan ver expuestos tiene muchas más probabilidades de ocurrir que ver un fantasma. Así que no es un miedo infundado.

“Los españoles sí reconocen de forma consciente y racional el miedo que les produce la posibilidad de sufrir un ciberataque; especialmente tras los diversos casos de filtraciones de datos durante el último año”, explican desde McAfee. British Airways, Marriot o Facebook fueron algunos de los casos más sonados durante el pasado año, en el que fuimos testigos de una gran cantidad de brechas de datos, que con total probabilidad este año se superarán.

Collection #1-#5 y las grandes brechas de datos en lo que llevamos de 2019 (y lo que está por venir)

Precisamente, en caso de ver sus datos comprometidos, el 64% de los encuestados coincide en que les daría pánico que se publicasen los detalles de su cuenta bancaria.

Le siguen, por orden de gravedad, la información de acceso a sus cuentas ligadas con servicios de pago, como Amazon o eBay (48%), y la información personal que pueda usarse para robar su identidad (40%).

Para el 54%, es una preocupación creciente y será todavía más importante en los próximos cinco años. Para el 21%, es una de las mayores preocupaciones en 2019.

En cuanto a las redes sociales, el 17% de los encuestados a veces tiene ansiedad por no tener suficientes likes o comentarios en una publicación en redes sociales. El 7,8% lo pasa realmente mal si sus publicaciones no reciben suficiente atención.

La privacidad entra en juego también, ya que al 27% le preocupa dejar su móvil en manos de otra persona, especialmente si están manteniendo una conversación importante por WhatsApp, y al 22% le da pánico que otra persona vea el contenido de su teléfono.

En cuanto a concienciación, se va mejorando, pero aún queda camino por recorrer: con el etiquetado de geolocalización tan frecuente en algunas apps, el 26,6% admite que no le gusta compartir su ubicación online, porque saben que los cibercriminales pueden aprovecharla en su favor. Al 24% le da miedo que terceras personas aparezcan en su casa debido a esto.

A cerca del 40% le preocupan los bulos online, porque sabe que puede pasarle a cualquiera y al 29% le inquieta incluso a pesar de seleccionar muy cuidadosamente qué sube a las redes sociales. Por contra, solamente el 9% cree que a ellos no les pasaría.

Medidas para reducir esos miedos

Aunque muchos de esos miedos son fundados, es importante tener en cuenta que aplicando medidas de seguridad, estando informados y concienciados, los riesgos se reducen considerablemente.

Así lo considera Francisco Sancho, Product Partner Manager Consumer and Mobile en McAfee España, quien señala que “no proteger sus datos puede tener consecuencias peores que los insectos o las alturas. Aun así, no hay que entrar en pánico: existen medidas muy sencillas para mantenernos seguros”.

Como consejos, advierte del uso de utilizar la función de “autocompletar” de Chrome. “El software malicioso parte de la base de que nuestra información financiera se almacena en el navegador. Para evitar su acceso, es importante que te asegures de que la eliminas de la opción de “autocompletar”. Por tanto, deberás incluirla nuevamente cada vez que desees realizar una compra”, advierten.

Aconsejan asimismo cambiar las contraseñas. Y por supuesto, pensar dos veces antes de hacer clic en algún enlace o descargar un archivo. “Una de las formas más fáciles para que un delincuente cibernético comprometa a su víctima es mediante el uso de correos electrónicos de suplantación de identidad (phishing)”, apuntan desde McAfee.

Aconsejan también protegerse mientras se navega con capas de seguridad añadidas al navegador y conectarse con precaución a las redes wifi públicas. En ellas, es recomendable usar una red privada virtual (VPN) para mantener los datos a salvo.

Deja un comentario