Es costumbre, llegadas estas fechas, hacer balance de lo que ha sido el año y establecer nuevas metas y objetivos para el siguiente, tratando de no volver a caer en los mismos errores y de plantearse metas que nos hagan (una vez conseguidas) la vida más agradable. Seguramente entre esos propósitos no hemos previsto mejorar la ciberseguridad, ser menos atacados o cuidar más nuestra privacidad, pero visto todo lo que ha pasado durante este 2019, las fugas de datos que ha habido, los ataques de ransomware o las estafas que nos ha dejado el año que termina, quizás deberíamos planteárnoslo, ¿no os parece?

No vamos a hacer ahora un repaso de todos ellos. Realmente, estamos en fechas de disfrutar y no pretendemos amargaros las navidades.

Pero sí nos gustaría, de alguna manera, repasar lo que podría ser un decálogo de buenas prácticas o una lista de propósitos de ciberseguridad que poder utilizar durante el año que viene como guía. O al menos como un acuerdo de mínimos en lo que se refiere a nuestra vida digital, y así, que estos básicos de ciberseguridad nos acompañen en nuestra interacción con internet.

1. Cuida la ciberseguridad de tus datos

Tus datos se llaman personales porque así deberían seguir siendo: personales y de tu propiedad, sin que nadie más los conozca o, al menos, solo quienes tú autorices.

Vigila qué datos compartes en tus aplicaciones o cuáles te piden en tus compras online. Tenerlos bajo control debería ser tu primer objetivo. Y, por supuesto, siempre protegidos con contraseñas fuertes.

2. No compartas información en exceso

Relacionado con lo anterior, en el mundo actual estamos permanentemente compartiendo cantidades ingentes de información que, en la mayoría de las veces, es superflua o innecesaria. Vigila lo que publicas en redes sociales y trata de no retransmitir tu vida en tiempo real. Puede compartirse todo (o casi todo), pero no es necesario que sea en el mismo instante en que sucede. Por supuesto esto incluye la geolocalización: nunca debería compartirse ni publicarse.

Las mayores brechas de datos y seguridad de 2019 (actualizadas)

3. Las redes son mentira: no caigas en su tiranía

El mundo que vemos en las redes sociales es mentira. Es así. Todos queremos ser los más guapos, los más felices, los mejores profesionales y los más cracks del mundo mundial. Pero no es así. Tómate un tiempo para aprender a discernir la verdad del humo en lo que se publica en redes. Y, desde luego, no contribuyas a aumentar la bola de nieve. Tarde o temprano, si mientes, te pillan. En redes, también.

4. Protégete del malware con un buen antivirus

La red está llena de ciberdelincuentes en búsqueda de equipos desprotegidos. Si no quieres que te coloquen entre sus objetivos atacables, mantén los tuyos a salvo tras un buen antivirus que los proteja a todos. Sí, aunque tengas un Mac y/o iPhone.

5. No hagas clic a lo loco ni ejecutes archivos que te envíen

Abrir enlaces sin previamente comprobar cuál es la URL de destino es el camino más rápido (y seguro) para infectar tu equipo con algún tipo de malware que, en el mejor de los casos, “solo” te lo dejará inservible. Igualmente, ejecutar archivos que nos lleguen por mail o mensajería sin analizarlos previamente o comprobarlos con el remitente, debería estar entre las costumbres a desterrar.

6. Mantén tus equipos actualizados

Las actualizaciones de las apps y software que utilizamos no solamente añaden filtros y máscaras para que nuestros vídeos sean más divertidos. También incluyen parches para cubrir las vulnerabilidades que se van descubriendo. Mantener apps, software y sistemas operativos actualizados es una de las tareas más importantes para estar menos expuestos.

7. Utiliza solo software legal y comprado en los markets oficiales

El software ilegal o crackeado es, además de ilegal (obviamente) un riesgo para nuestra seguridad. Quien ha las modificaciones en el código para saltarse la licencia u otras limitaciones, con toda seguridad también ha dejado alguna sorpresa en forma de malware con el que capturar tus datos. Utiliza solo software legal y comprado en los markets oficiales.

8. Mantén copias de seguridad actualizadas

Con toda nuestra vida almacenada en nuestros dispositivos, el único modo de protegernos frente a un ataque o descuido que nos impida acceder a ella es tener una copia de seguridad almacenada en otra ubicación y lo suficientemente actualizada como para que podamos restaurarla y seguir con nuestra vida o trabajo sin demasiadas complicaciones.

9. Revisa los permisos de las aplicaciones del móvil

Las aplicaciones de nuestros móviles nos permiten hacer casi de todo. Pero también pretenden acceder a más información de la que necesitan. Revisa los permisos que les das para que no se lleven nada que no estés dispuesto a darles. Si no lo haces, no te quejes luego de que tu móvil escucha tus conversaciones…

10. Utiliza el sentido común

Todas las recomendaciones de ciberseguridad que podamos hacer (casi) siempre se pueden resumir en una: utiliza el sentido común. Nadie regala nada y en internet, menos. Si encuentras algo que parece gratis, desconfía. Seguro que está “cobrándose” por algún otro medio. Del mismo modo, no alimentes el humo y ruido que se ve en la red. Se consecuente con lo que haces y dices online. Es lo que te define.

Ojalá que el año que viene, de este decálogo de ciberseguridad solo tuviéramos que insistir en tres o cuatro puntos. Sería la mejor de las noticias y es, sin duda, nuestro deseo para el nuevo año.

¡Feliz Navidad! Y que tengáis un fantástico y ciberseguro año 2020.

Deja un comentario