Solo unos pocos afortunados pueden, de momento, abrir salas de conversación en Twitter Spaces. Todos, no obstante, podemos unirnos a ellas como oyentes y probar una nueva herramienta que revolucionará el concepto de radio al que estamos acostumbrados. La llegada de una funcionalidad que permita mantener conversaciones de voz entre usuarios de una red social no es fruto de la casualidad, es una tendencia que viene pisando fuerte y cuyo camino empezó a despejar hace algunos años el sector de los podcast.

¿Sabías que la penetración de la radio ha caído casi un 6% en los últimos cinco años y que la edad media de su audiencia ronda los 52? Frente a estos datos, el crecimiento exponencial del consumo de podcast en nuestro país: se ha multiplicado por dos desde 2016 hasta superar los 918.000 usuarios al día. Siete de cada diez son menores de 45 años.

Nada de esto ha pasado inadvertido para aquellos que poseen el don de encontrar la oportunidad de negocio en los cambios de consumo. En 2020 se lanzó en EE.UU. la red social Clubhouse, a la que se accede desde iPhone con previa invitación. Aglutina ya a dos millones de usuarios activos y se basa únicamente en conversaciones de voz efímeras que no quedan grabadas. En las salas, que bien podrían estar creadas por Elon Musk o Mark Zuckerberg, hay aforo para 5.000 personas. La atmósfera intimista generada ha gustado mucho, tanto que el valor de la app supera los mil millones de dólares.

Y así como el perfil de exclusividad enfocado al ámbito profesional le ha permitido a Clubhouse ser una pionera de éxito, también ha propiciado que le surjan “competidores”. Con Eva Añón y Mar Carrillo, expertas en marketing digital y beta tester de Twitter Spaces, vamos a desgranar en las próximas líneas los entresijos de esta funcionalidad con gran proyección de futuro.

Twitter Spaces y Clubhouse, ¿competencia?

Twitter Spaces está en fase de prueba. Hasta la fecha, solo algunos elegidos con sistema operativo iOS pueden crear salas, pero todos podemos participar como oyentes y pedir la palabra para aportar a la conversación. ¿Cómo localizar estas reuniones? Quizás hayas visto últimamente perfiles en Twitter con un punto morado delante del nombre de usuario. Ese punto es un identificador de personas que tienen la posibilidad de abrir una sala. En caso de hacerles follow, veremos que los fleets de esos usuarios se pondrán de color lila cuando abran una sala. Tan fácil como pinchar en el círculo para entrar. También se puede hacer seguimiento del hashtag #TwitterSpacesESP para encontrar las convocatorias del día.

Este nuevo concepto de “tertulia radiofónica” facilita los debates fluidos en temas muy concretos poniendo casi al mismo nivel a los moderadores y su audiencia. Eva Añón se dedica cada tarde, a partir de las 20:00h, a explicar cómo funciona la nueva herramienta en una sala de Twitter Spaces. Según nos cuenta la formadora en uso de redes sociales y digitalización, “apostar por el audio no es para nada una moda, ni un tema de competencia con Clubhouse. Este modo de comunicarnos sin tener que usar nuestra imagen está en clara tendencia. Lo único que Twitter ha hecho ha sido acelerar el proceso a raíz de la exitosa puesta en marcha de Clubhouse”.

Mar Carrillo, experta en marketing digital y docente en la materia, añade que “con la saturación de las videoconferencias, la gente agradece poder quedarse en ‘modo listen’ y poder hacer otras tareas. El confinamiento nos ha hecho mucho daño, necesitamos relacionarnos con calidad. Tener que dar lo mejor de ti en una sala de audio, saber escuchar, entonar la voz, darle expresividad a tus palabras… nos ejercita para socializarnos, capacidad que estamos perdiendo”.

En cuanto a cuál es mejor, si Clubhouse o Twitter Spaces, “el tema va a ser la diferenciación. Ofrecer algo más que audio, como puede llegar a ser Twitter. Además, la comunidad ya está hecha, es bastante más fácil que la gente entre a tus salas, no tienes que invitarles o hacer que se descarguen una aplicación nueva”, explica Añón, un argumento que comparte Carrillo. Ninguna subestima el potencial de Clubhouse, que al tomar la iniciativa logró mucha repercusión en España y Latinoamérica.

Eva Añón en uno de sus talleres para el sector sanitario

Twitter Spaces como herramienta de marketing y venta

No cabe duda que Twitter Spaces abre otro escenario interesante para la publicidad y la venta. @Mar_Carrillo, nombre con el que la encontraréis en Twitter, cree que tanto ésta como Clubhouse “son plataformas fantásticas para hacer marca personal. Clubhouse en principio solo va a estar permitida para perfiles de persona, no para perfiles de empresa. Aunque he visto perfiles de empresa en la plataforma, estas no podrán hacer salas, tendrán que estar relacionadas con un moderador. En cambio, en Twitter las marcas sí van a poder hacer salas”. A ello hay que añadir el juego de interacción que ofrece Twitter Spaces, ya sea enviando emoticonos o poniendo mensajes privados durante la charla.

@EvaAnyon cree, sin embargo, que Twitter Spaces está pensado para tener un contacto de persona a persona y que “las marcas van a tener que hacer un cambio y pensar en designar un representante que domine el audio, que sepa comunicar, que sea dinámico y empático. Usos que se me ocurren: testeo de productos, divulgación, atención al cliente… Hay muchas opciones”.

Twitter Spaces será, desde luego, otra pieza más en la estrategia de marketing de muchas empresas en un futuro no muy lejano. La red social del pajarito puede haber dado en la tecla desmarcándose de la apuesta por el formato audiovisual, muy explotada ya desde Twitch o Youtube. A partir del mes que viene, por cierto, los oyentes podrán dejar propinas a los anfitriones, otro gran atractivo.

Mar Carrillo en una conferencia sobre marketing digital

La versión beta tiene los días contados

La intención es que la fase de prueba acabe en abril. Para entonces, cualquier usuario de Twitter dispondrá de todas las funcionalidades. En estos momentos los desarrolladores trabajan en diversas novedades para enriquecer la herramienta, como la posibilidad de programar salas, nombrar varios anfitriones que ayuden a moderarlas, bloquear trolls, habilitar una zona donde localizar las salas programadas… “Todo esto tiene que venir y yo auguro que en un par de meses Twitter Spaces va a estar funcionando a pleno rendimiento”, afirma Eva Añón.

Esta experta nos comenta que de momento la acogida está siendo fría y que hay demasiadas personas que no se han enterado todavía de qué es y cómo funciona. Lo ve cada tarde en sus convocatorias: “nos encontramos a personas que entran a curiosear y no saben cómo va a esto. No hay apenas información publicada en español. Clubhouse es más intuitiva. No obstante, creo que el recorrido de Twitter Spaces va a ser largo y que va a triunfar. Clubhouse también, cada una tendrá su público y su manera de funcionar”.

Deja un comentario