El cifrado de datos es un método por el cual se convierten los datos desde un formato legible a uno codificado, de forma que para poder leerlo de nuevo debe ser descifrado. Grandes empresas utilizan estos métodos para proteger su información en caso de que esta sea vulnerada, e incluso muchos usuarios están empezando a hacer uso de esta técnica para proteger sus datos ante terceros.

Aunque pueda parecer complejo, gracias a los avances de la tecnología actual, los procesos de cifrado son cada vez más eficientes y los software más intuitivos, permitiendo que todo tipo de personas puedan usar estos programas para evitar que si los datos caen en manos equivocadas, no puedan ser leídos. 

En este sentido, conocer todo lo que esta tecnología ofrece es muy importante.

Programas de cifrado

Existen varios métodos para poder cifrar y proteger la información. Sin embargo, uno de los más sencillos es a través de programas especializados como PGP, AxCrypt, DiskCryptor, Steganos Safe, etc. Estas herramientas permiten realizar el proceso de cifrado con unos pocos clics, y así proteger la información que se desea resguardar.

Además, si se desea reducir el riesgo de vulnerabilidad, durante la codificación se puede usar un servidor VPN, lo que también cifra los datos de navegación.

Tipo de cifrados

Existen dos tipos de cifrado: cifrado de clave simétrica y la criptografía asimétrica.

El cifrado de clave simétrica, también llamado algoritmo de clave secreta, es aquel en el cual el mensaje codificado utiliza la misma clave de decodificación que se usa en el momento de la codificación del mismo. Es el preferido por los usuarios debido a su simplicidad y además por ser lo suficientemente seguro para proteger el contenido.

Por otro lado, en la criptografía asimétrica existen dos claves, una pública y una privada. Están interconectadas por procesos matemáticos y se trata de una cadena de números diferentes entre ellos (de ahí el término asimétrico).

La clave pública es manejada por cualquier persona pero para tener acceso a la información se necesita tener control de la llave privada; solo de esa forma se podrán descifrar los datos.

La importancia de cifrar los datos

La información enviada por internet muchas veces puede ser interceptada por ciberatacantes. Valiéndose de sus capacidades, pueden sustraer datos sensibles a grandes empresas y usuarios, desde datos bancarios hasta cualquier tipo de información corporativa sensible.

Esta información podría ser recibida por la competencia o vendida en el mercado negro al mejor postor. Este es uno de los motivos por los que las empresas buscan proteger sus datos.

Y no solamente las organizaciones, sino que los usuarios o particulares que trabajan por cuenta propia también pueden cifrar la información que envían a sus clientes para asegurar la protección de la información transmitida. Esto genera una mayor confianza en el receptor y demuestra asimismo profesionalidad.

Los métodos para salvaguardar la información digital son muy variados, y una de las mejores formas es a través del cifrado de los mensajes, documentos y datos.

En el mundo digital en el que vivimos, la presencia de cibercriminales y delincuentes informáticos es cada vez mayor, por lo que conocer los aspectos del cifrado es sumamente importante tanto para los usuarios como para las empresas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

15 + dos =