Hay costumbres que no cambian, por mucho que pasen los años. Los ciberdelincuentes tienen una con la que siguen triunfando: el alquiler vacacional, una de las típicas estafas de verano dirigida a quienes andan buscando el merecido descanso anual a precios lo más razonables posible.

La compañía S2Grupo alerta de que al mismo tiempo que crecen las reservas vía online, proliferan también los engaños en este ámbito. El alquiler de alojamientos y de vehículos, tan frecuentes en esta época, son el caldo de cultivo perfecto de la ciberdelincuencia. Afortunadamente, hay una serie de trucos que si conoces te ayudarán a distinguir una oferta real de otra que no lo es. Tu sentido común debe actuar cuando:

  • Los precios se sitúen por debajo del mercado.

  • El lenguaje empleado sea bastante errático (a menudo las webs que albergan los timos se realizan desde otros países).

  • La única vía de contacto es un correo electrónico.

  • Se pide realizar un pago a un banco que no conocemos o uno ubicado en el extranjero. A veces solicitan el envío de dinero a través de servicios como Western Union y MoneyGram.

  • El dueño está fuera del país y nos explica que enviará las llaves y el contrato una vez realizado el pago de una señal.

  • En una búsqueda por la red encontramos denuncias anteriores, no coincide la dirección con lo ofertado, o las fotos forman parte de otros anuncios no relacionados.

  • No ponen reparos de ningún tipo, cualquier cambio les parece bien.

  • Suelen mostrar bastante prisa por cerrar el trato.

Además de estos trucos y los de la Oficina de Seguridad del Internauta con respecto a las estafas de los alquileres que proliferan en verano, en las próximas líneas vamos profundizar en otras problemáticas habituales cuando estamos de vacaciones.

detectar estafas alquiler vacacional redes sociales vacaciones ciberseguridad privacidad como evitar fraudes engaños online

1. Wifis públicas y cargadores públicos

De la playa al chiringuito, del chiringuito al restaurante… de ahí a echar un vistazo a las tiendas del paseo marítimo… te paras a tomar un café y, ¡oh, sorpresa! Te quedaste sin batería en el móvil. Cada vez es más común encontrar cargadores USB públicos: en las terrazas, en el transporte público e incluso en algunas playas.

Expertos de Panda Security advierten que si la seguridad de uno de los puertos está comprometida, el ciberdelincuente puede obtener cualquier información almacenada en el dispositivo. Incluso cuando el aparato se encuentre únicamente en modo de carga. Si no es posible conectarlo directamente en un enchufe de pared, la recomendación es cargar una batería externa o power bank en su lugar.

Las wifis públicas, muy recurridas cuando estamos de viaje y no queremos agotar nuestros datos, son igualmente un foco de riesgos. El robo de información transmitida o almacenada es solo uno de los problemas a los que nos enfrentamos. Eso sí, podemos minimizar consecuencias derivadas de posibles usuarios malintencionados conectados a la red si no iniciamos sesión usuario/contraseña en ningún servicio (una plataforma bancaria o una red social por ejemplo), tenemos el equipo actualizado, usamos el modo incógnito y disponemos de cortafuegos o VPN.

peligros wifi publicas conexion vpn consejos verano ciberseguridad online puertos usb riesgos seguridad malware ciberataque noticias bit life media bitlife

2. La tentación de compartir nuestras vacaciones en redes sociales

Nos encanta compartir el lado bonito de la vida, ya sea cuando alcanzamos alguna meta, cosechamos buenas noticias o estamos de viaje. Ojo con esto, la información que depositamos en las redes sociales puede convertirse en un arma contra nosotros mismos.

Avisar de que nos vamos de vacaciones, dando detalles del lugar y del tiempo que pasaremos allí, puede poner sobre aviso a los ladrones de toda la vida, también a los suplantadores de identidad que sepan sacar provecho de nuestra ausencia temporal. Incluso se pueden dar casos de phishing personalizados con toda la información que regalamos. Quizá sea mejor compartir esos gratos momentos cuando ya estés de vuelta en casa, ¿no crees?

3. Phishing: la DGT ha vuelto a ser este verano objeto de suplantación

Cualquier excusa vale para los estafadores. Por eso no es de extrañar, como vemos, que dependiendo de la época del año usen uno u otro tipo de anzuelo. En verano, con el auge de los desplazamientos por carretera, la DGT ha vuelto a ser suplantada con supuestas multas que llegan al correo electrónico de los usuarios. El organismo autónomo ya comunicó en sus redes sociales la alerta de phishing hace algunas semanas. Si no lo sabías, éste es un buen momento para que estés prevenido. Y ya que el phishing es imprevisible y los temas utilizados para ello muy variados, te dejamos estas recomendaciones que te ayudarán a identificarlo y prevenir estas y otras estafas en verano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

7 + trece =