Han pasado casi dos años desde que las primeras alertas de ciberseguridad vinculadas a la pandemia empezaran a colarse en los medios de comunicación. Y aunque la adaptación de las amenazas a la actualidad es una constante que se observa desde mucho antes de la Covid-19, esta crisis sanitaria se ha convertido en una fructífera e inagotable fuente de inspiración para los estafadores. Como muestra de ello el extenso abanico de ataques dirigidos a la ciudadanía observados hasta el día de hoy, fecha en la que los certificados de vacunación y las pruebas diagnósticas se han convertido en un negocio extremadamente lucrativo. Veamos la progresión en tres etapas claramente definidas.

Marzo de 2020 – inicio de la pandemia

Software malicioso en aplicaciones y sitios web donde supuestamente ofrecen información para identificar síntomas, mapas de la pandemia y falsos diagnósticos. Se detectan también SMS fraudulentos para conseguir mascarillas y correos electrónicos suplantando a instituciones públicas que facilitan pautas y consejos de prevención del coronavirus. Los ciberdelincuentes aprovecharon eficazmente la etapa de mayor incertidumbre, necesidad de información, dudas y, también, de más miedo para emprender, entre otras muchas, estas acciones delictivas.

2021 – vacunación masiva de la población

El inicio de la vacunación a nivel mundial marca otro hito en la forma de engañar a los ciudadanos. En Reino Unido, por ejemplo, proliferan mensajes de texto cuyo remitente es, en teoría, el sistema de salud británico. En ellos se incluyen enlaces a formularios falsos donde se solicita información personal y bancaria. Aquí se recurrió con frecuencia a las llamadas telefónicas dirigidas a residencias y personas mayores que viven solas para venderles dosis de la vacuna. En términos generales, por cierto, el sector sanitario ha sido una diana de incalculables perjuicios.

También en la primera mitad del año empiezan a comercializarse los primeros certificados de pruebas covid con resultados negativos ante la exigencia de muchos países para poder viajar y los retrasos o el alto coste de las pruebas. Los certificados ya se vendían en septiembre a través de Telegram por un precio de 150 euros en bitcoin. También proliferaron en esa época supuestos tratamientos antivirales, solicitudes de dinero para entrar en la lista para la vacunación, anuncios de venta de vacunas falsas y rastreadores de contactos falsos.

Último trimestre de 2021 – 2022: el pasaporte Covid

Los certificados de vacunación y las pruebas negativas para viajar o entrar en según qué establecimientos se generalizan. Con ellos se asienta el mercado negro de esta documentación. La compañía Check Point alerta de una nueva oleada de falsificación de certificados de pruebas PCR y de antígenos en pleno auge de la variante Ómicron. Los precios varían entre los 170 y los 450 euros, un incremento de hasta el 600%. Además, los pasaportes falsos de vacunación se están vendiendo por 250 dólares principalmente a través de Telegram.

Certificados falsos. Foto facilitada por Check Point

Los expertos apuntan que el objetivo principal son las personas que no se han vacunado, o que tal vez hayan dado negativo en una prueba requerida. Los riesgos que hay detrás de la compra de estos certificados van más allá de perder una importante suma de dinero. Hablamos, por ejemplo, de casos de suplantación de identidad al facilitar al delincuente datos personales. También de responsabilidades penales, tal y como nos explican en este artículo.

Está claro que ser personas anónimas no nos garantiza protección en la era digital. Los atacantes solo buscan cumplir con sus propósitos: recabar datos personales, robar dinero, suplantar identidades, instalar algún tipo de malware en nuestros dispositivos, pedir rescates… Ya hemos visto el modo en que las estafas relacionadas con la pandemia han ido evolucionando, y lo seguirán haciendo con este asunto en vista de los beneficios cosechados. Ante mensajes no solicitados desconfía y llama a la entidad emisora del SMS, del correo, del WhatsApp… que te haya llegado. Dudar y contrastar la información siempre son los mejores aliados.

Si quieres saber más sobre consejos y concienciación te dejamos esta selección de artículos para que este 2022 nadie te la cuele.

Redactora en Bit Life media. Periodista especializada en radio. Actualmente ampliando horizontes profesionales con la comunicación institucional, el marketing digital y la información sobre tecnología, innovación y ciberseguridad. Colaboro semanalmente con Aragón Radio hablando sobre la Comarca de Sobrarbe (Pirineo Aragonés), lugar en el que resido desde hace cuatro años. La promoción de la vida en el mundo rural es otro de los temas que me motivan, razón por la que ando investigando en el incipiente proyecto comunitario "Vivir en Usana"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

13 − 6 =