Un estudio de Juniper Research alerta del aumento del fraude en la publicidad digital, lo que llevará a que este año las pérdidas sigan aumentando hasta superar los 68.000 millones de dólares.

El incremento de la inversión publicitaria online corre paralelo al fraude en la publicidad digital y cuyas pérdidas experimentarán este año un nuevo récord.

Según las previsiones que apunta Juniper Research en su estudio ‘Digital Advertising Fraud: Key Trends, Competitor Landscape & Market Forecasts 2022-2026’, este año las pérdidas por fraude en este campo podrían alcanzar los 68.000 millones de dólares. De cumplirse estos pronósticos, supondría un incremento del 15% respecto al pasado 2021, año en el que estas pérdidas ascendieron hasta los 59.000 millones de dólares.

Estas cifras ponen de relieve la tendencia alcista que se observan en los últimos años y que no tiene visos de ralentizarse, al menos, de momento. Solo los cinco países más afectados por este tipo de fraude a nivel mundial, Estados Unidos, Japón, China, Corea del Sur y Reino Unido, acumulan alrededor del 60% de las pérdidas.

Las empresas que son objeto de estafa en Estados Unidos, uno de los países en los que la inversión en publicidad digital es mayor, podrían tener pérdidas de hasta 23.000 millones de dólares este año. La importancia del mercado publicitario norteamericano seguirá atrayendo a nuevos jugadores fraudulentos lo que, para los expertos de Juniper Research, llevará a que las tácticas de fraude sean más innovadoras.

En España, la situación no es mucho mejor ya que, solo durante el primer semestre del pasado año se duplicaron las tasas de fraude publicitario. De acuerdo con el último Informe de Calidad de Medios de Integral Ad Science (IAS), es en las reproducciones de vídeo en equipos de sobremesa donde más está creciendo este tipo de estafas, aunque cada vez más se amplía a los dispositivos móviles.

Esto está llevando a que la tasa de fraude en publicidad online alcance en España el 61%.

Medidas contra el fraude en la publicidad digital

Una de las principales consecuencias de esto derivará en la necesidad de que los anunciantes inviertan en más y nuevos servicios de detección y mitigación de fraudes. En este sentido, estudio de Juniper Research insta a los anunciantes a formar asociaciones estratégicas con proveedores especializados en soluciones y herramientas de detección y prevención de fraudes publicitarios que detectan el tráfico falso que no genera un retorno de la inversión que realizan en publicidad online.

Para este objetivo, las herramientas más efectivas que se emplean son aquellas que utilizan el aprendizaje automático ya que permiten establecer métricas de referencia para el tráfico legítimo y luego marcar aquellas en las que se detectan patrones que se apartan de la norma.

Estas prácticas ayudan a detectar posibles engaños y a lo que la tecnología contribuye de forma muy importante teniendo en cuenta que los estafadores utilizan una amplia variedad de tácticas para generar ganancias ilícitas a partir de la publicidad.

El uso de malware oculto en aplicaciones que parecen legítimas, que generan clics en anuncios digitales sin el conocimiento del usuario es una de las más utilizas. No obstante, la implementación de bots automatizados para generar clics falsos, o la utilización de malware para insertar anuncios no autorizados en los sitios web con los que consiguen engañar a los usuarios para que pinchen y vayan a páginas fraudulentas sigue proliferando.

La apuesta por las soluciones adecuadas ayudará a reducir estos niveles engaños que, de no tomar cartas en el asunto y adoptar medidas, seguirán en aumento y generando pérdidas en el sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

1 × cinco =