La navegación web puede será más ágil gracias al desarrollo de una extensión que deshabilita las cookies no esenciales en Chrome gracias al uso de la Inteligencia Artificial (IA).

Con el nombre de CookieEnforcer, Google y un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison ha creado esta nueva extensión que, gracias a la IA, automatiza la acción de elegir preferencias de cookies. Al aparecer en una página el aviso, la extensión automáticamente deshabilita las no esenciales en lugar de que lo haga el usuario.

De esta forma, la Inteligencia Artificial consigue agilizar la navegación del usuario y protegerla de la toma de datos no esenciales. Automatizando las preferencias de estos formularios de consentimiento, CookieEnforcer deshabilita todas aquellas cookies no esenciales en los sitios web aprendiendo de lo que normalmente solemos hacer.

Según sus desarrolladores, esta extensión consigue una eficacia del un 91% a la hora de desactivar automáticamente las preferencias de cookies.

Aprendizaje automático para la gestión de cookies

CookieEnforcer es una propuesta para resolver la problemática de las cookies desde el punto de vista de las políticas de privacidad. Su uso para personalizar la experiencia de usuario y monitorizar su comportamiento también conlleva riesgos en términos de privacidad.

El RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) ya legisla su funcionamiento y el consentimiento que debe dar el usuario a la recogida de estos datos y a ser informado sobre su uso. Pero estos avisos de preferencias no siempre son fácilmente entendibles o se despliegan en diversas notificaciones que dificultan su comprensión al usuario.

Este nuevo desarrollo viene a solventar esta problemática. Gracias al aprendizaje automático, CookieEnforcer simula el comportamiento del usuario y decidiendo en su lugar cuáles son las cookies indispensables. De esta forma, prescinde de las que no son necesarias para seguir protegiendo su privacidad.

¿Cómo lo consigue? El sistema identifica cuando aparece en la página web el aviso de las cookies y sus características textuales, y predice las acciones necesarias para las opciones de control y si están seleccionadas o no. Con estos datos, el sistema de IA incorporado decide cuáles son necesarias y cuáles no, y simula los clics donde sea necesario.

Los desarrolladores destacan que CookieEnforcer reduce el tiempo para configurar las cookies en 14 sitios web populares por un factor de 2,35 sin tener que hacer ningún clic.

En otros estudios realizados en las cien páginas web más visitas de Reino Unido, 48 de ellas mostraron avisos de cookies y los usuarios dedicaron una media de 3,5 clic para deshabilitar las no esenciales. Además, el 13% de las páginas no tenían opción para desactivarlas.

CookieEnforcer espera terminar con este problema gracias a este modelo de aprendizaje automático. No obstante, por el momento no está disponible, aunque se espera lo esté en breve.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

diecinueve + seis =