La seguridad de los datos en la nube se ha convertido en una de las principales prioridades de las organizaciones ante el aumento de las migraciones a los entornos cloud. Sin embargo, proteger la información requiere llevar a cabo una planificación y adoptar una estrategia que contribuya a garantizar la seguridad frente al creciente volumen de ciberamenazas.

Según Gartner, más del 95% de las nuevas cargas de trabajo digitales seguirán desplegándose en plataformas nativas de la nube hasta 2025. Esta previsión pone de manifiesto que los entornos cloud seguirán siendo protagonistas a lo largo de los próximos años. En consecuencia, la seguridad de los datos en la nube será clave para las empresas que adoptan una rápida transformación digital a la nube.

Para conseguirlo, algunas organizaciones apuestan por un modelo de alojamiento tradicional, si bien muchas aún son reticentes ya que consideran que esto puede hacerles perder parte del control de su infraestructura o aplicaciones.

Sin embargo, la seguridad de los datos en la nube es una de las grandes prioridades tecnológicas de las empresas hoy en día ante la proliferación de las ciberamenazas. Especialmente aquellas que cuentan con entornos distribuidos y trabajadores en remoto.

Esto implica proteger los datos, la infraestructura, las aplicaciones y todo el entorno de ciberataques como violaciones de datos, accesos no autorizados, o ataques DDoS, entre otros. La adopción de tecnologías, políticas, controles y servicios serán fundamentales para garantizar esa seguridad.

¿Cómo protegerse del acceso de empleados no autorizados a datos corporativos personales y confidenciales? ¿Cómo garantizar que los datos confidenciales estén encriptados y disponer de copias de seguridad en caso de incidente o desastre?

La implementación de procesos de seguridad en la nube debe ser una responsabilidad conjunta entre la empresa y el proveedor o proveedores de las soluciones adoptadas.

Cómo proteger los datos en la nube

Los datos se han convertido en el principal activo de las organizaciones. Su pérdida puede llevar a costes millonarios y daños que en ocasiones son irreparables. Nunca hay que bajar la guardia ya que, como en los entornos físicos, la seguridad total en la nube tampoco existe. No obstante, existen tres tecnologías clave para proteger los datos en la nube.

Cortafuegos en la nube

Los cortafuegos están diseñados para proteger contra el tráfico malicioso de Internet. Esto hace que sea más seguro para los usuarios acceder a sus datos y aplicaciones en la red de forma segura.

El denominado WAF (Web Application Firewall) basado en la nube cuenta con dos partes: en primer lugar, un agente en cada servidor en el entorno de la nube y una consola de gestión desde la que realizar todas las tareas de configuración ajustes.

Cifrado de datos

El cifrado de datos es un proceso importante porque, si se hace correctamente, puede evitar que la información sea pirateada o que se descubra información privada.

Para un cifrado exitoso, el código debe modificarse utilizando un cifrado que cambia periódicamente. La clave de este tipo de encriptación son las claves correctas que se utilizan al encriptar información y desencriptar datos confidenciales.

seguridad datos nube ciberseguridad noticia bit life media.jpg

Gestión de acceso de identidades (IAM)

Los productos de gestión de acceso de identidades, o IAM (Identity Access Management), están diseñados para almacenar y rastrear información que identifique al usuario, su nivel de acceso, el estado y las credenciales almacenadas digitalmente de cada cuenta. Esta información mantiene las amenazas de seguridad maliciosas fuera de una red al verificar la autorización de cada usuario que intenta acceder a ella.

5 beneficios de la seguridad de los datos en la nube

Las protección de la nube ya no es una cuestión que pueda obviarse. La cuestión es cómo abordarla para que aporte beneficios a las organizaciones. Estas son las cinco ventajas clave que conlleva la protección de los datos en la nube:

  1. Visibilidad las 24 horas

Las mejores soluciones de seguridad de los datos en la nube facilitan la monitorización de su aplicación y activos basados en la nube las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

  1. Protección DDoS

Un ataque DDoS (Distributed Denial of Service) está diseñado para inundar los servidores web y denegar el acceso a los usuarios que intentan visitar el sitio. Esto se hace sobrecargando el sistema de alojamiento web con muchas solicitudes, lo que puede derribar el objetivo si se ve saturado ante demasiado tráfico.

  1. Seguridad de los datos

Las políticas de seguridad en la nube son como cerraduras en la puerta de un edificio. Cuanto mejor sea la cerradura, más probable es que mantenga fuera a la gente no deseada. Lo mismo ocurre con la información confidencial. Siempre puede ser útil encriptarla para que los ciberdelincuentes no puedan acceder a ella.

La seguridad de los datos en la nube se basa en protocolos y políticas como fuertes controles de acceso y cifrado de datos para proteger la información confidencial de entidades no autorizadas.

  1. Detección avanzada de amenazas

Las ciberamenazas deben incluir ciertos parámetros para que sean calificadas como avanzadas. Por ejemplo, al crear una ciberamenaza (ransomware, zero-day o malware) para obtener acceso no autorizado a una red, los ciberdelincuentes cuentan con herramientas y recursos ilimitados. En ese caso, se califica como un tipo avanzado de ataque.

La seguridad del cloud computing consigue cerrar brechas de seguridad realizando análisis de punto final e inteligencia de amenazas global. De este modo, se pueden detectar amenazas más fácilmente.

  1. Cumplimiento normativo

Las empresas basadas en la nube deben conocer las leyes de protección de datos en los países en los que opera su negocio y los riesgos a los que se enfrentan para evitar infracciones que podrían afectar a sus ingresos y su reputación.

Un gran beneficio de usar servicios gestionados de seguridad en la nube es contar con la asistencia de expertos en la gestión de riesgos y programas de cumplimiento. Un servicio de seguridad gestionado basado en la nube no solo está ahí para realizar auditorías a pedido de sus servidores y datos, sino que también ofrece mejoras en las leyes existentes y emergentes que afectan a la privacidad.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

13 + 20 =