Cada vez más se avanza hacia un futuro sin contraseñas y surgen nuevos apoyos e iniciativas para impulsar este ‘passwordless’. Sin embargo, su adopción está siendo más lenta de lo esperada.

Tal y como se desprende de un reciente estudio llevado a cabo por Ping Identity, los responsables de TI están ávidos por avanzar en los procesos de autenticación sin necesidad de contraseña. La apuesta por métodos más seguros y convenientes de autenticación sin contraseña puede conllevar grandes beneficios.

Además de optimizar la seguridad de cuentas y accesos, los responsables de TI también apuntan que el ‘passwordless’ permitirá avanzar en productividad y mejora de la experiencia de cliente. Y es que, el uso de contraseñas está incrementando la fatiga digital de los usuarios.

Asimismo, la incertidumbre en torno a la seguridad de las contraseñas es una preocupación creciente. El 94% de los responsables de TI a nivel mundial encuestados, apuntan tener serias preocupaciones sobre las contraseñas generadas por los usuarios.

La generación de contraseñas robustas sigue sin calar, lo que deriva en contraseñas muy débiles y fáciles de descifrar. Casi la mitad de los responsables encuestados en este estudio así lo manifiesta.

Junto a esto, el 91% señala estar algo o muy preocupado por el robo de contraseñas en su organización.

Esto está llevando a que cada vez haya menos confianza en las contraseñas y se abogue por otros métodos de autenticación.

contraseñas passwordless tendencias ciberseguridad noticia bit life media

Ante este panorama, la creciente consolidación del trabajo híbrido también está planteando desafíos importantes para las empresas y el uso de contraseñas. Y es que, el estudio de Ping constata que los empleados que trabajan en remoto o de forma híbrida tienen menos cuidado con la gestión de sus contraseñas.

Sin embargo, el 97% de los responsables de TI que no han adoptado la autenticación sin contraseñas creen que deberán afrontar importantes desafíos cuando lo aborden.

Ventajas de la autenticación sin contraseña

Actualmente, la gestión de contraseñas se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para muchos responsables de TI y de seguridad de las organizaciones. No obstante, a pesar de que la adopción del ‘passwordless’ está siendo más lenta de lo deseado, muchos ya son conscientes de las ventajas que les aportará.

Además de una seguridad mejorada, los responsables apuntan que la autenticación sin contraseña permitirá una reducción de los costes de seguridad y una necesidad de menor soporte. Asimismo, la mayoría también considera que esto también será beneficioso tanto para el personal TI como para los clientes.

«Las contraseñas no solo son frustrantes, sino que también pueden explotarse fácilmente a través de malos actores remotos», apunta el CEO y fundador de Ping Identity, Andre Durand. Para este responsable, un futuro sin contraseñas no solo elimina el dolor de cabeza que supone para los usuarios finales, sino que «hace que la identidad y la apropiación de cuentas y el fraude sean mucho más difíciles para los actores remotos».

Alternativas a las contraseñas

Todo este panorama, cada vez es más unánime la apuesta por eliminar las contraseñas y reemplazarlas por sistemas de autenticación más rápidos, sencillos y seguros.

El uso de la huella dactilar se erige como uno de los sistemas que más se está extendiendo como alternativa al uso de contraseñas. Pero no es el único sistema biométrico que está teniendo buena acogida.

contraseñas passwordless reconocimiento iris noticia bit life media

El reconocimiento facial y de iris también está teniendo una gran acogida en el mercado, especialmente para el acceso a edificios y la autorización de pagos móviles. Sistemas que ganan adeptos, pero cuya adopción aún sigue siendo muy lenta.

No obstante, en entornos críticos en los que son necesarios altos niveles de seguridad, el uso del ritmo cardíaco del individuo empieza a implantarse. En realidad, se trata de un rasgo biométrico como la huella dactilar pero que no requiere tocar ningún tipo de dispositivo. A través de dispositivos avanzados similares a los electrocardiogramas, recogen el latido como una señal eléctrica.

Si bien se trata de sistemas más avanzados, no cabe duda de que los pasos van en esa dirección. La Alianza FIDO, de la que forman parte grandes tecnológicas como Apple, Google o Microsoft, trabajan para mejorar los sistemas de autenticación online abogando por el ‘passwordless’.

De hecho, algunos de sus dispositivos como smartphones y portátiles, ya incluirán el sistema operativo y el navegador sin necesidad de contraseñas de cara al próximo 2023.

Prescindir de las contraseñas no está siendo un camino sencillo. Sin embargo, su fin puede estar más cerca de lo que pensamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

20 − 6 =