Durante el segundo trimestre del año, España ha experimentado un aumento de los ciberataques de un 77% respecto al primer trimestre. Así se desprende de los datos del Observatorio de Ciberseguridad de Exprivia.

En los meses de abril a junio, el estudio observó un incremento de incidencias respecto a los tres primeros meses del año entre ataques, incidentes y violaciones de privacidad. De acuerdo con los datos del grupo ICT que ha analizado 113 fuentes abiertas, si bien en el mes de abril se produjo una leve caída de los casos, de un 14% respecto al mes anterior, en junio volvieron a crecer.

Entre los 47 ataques, 80 incidentes de seguridad, y 45 violaciones de privacidad, la mayoría han estado dirigidos a las Administraciones Públicas, entidades bancarias y financieras, así como al sector sanitarios.

Esto pone de manifiesto que, pese a que pueda parecer que han disminuido las amenazas, los ciberdelitos han seguido al alza. En opinión de Domenico Raguseo, director de ciberseguridad de Exprivia, «la ligera disminución de las amenazas en el primer trimestre permite pensar en una mayor seguridad informática en los servicios digitales que han ido desarrollándose en estos años».

Sin embargo, el conjunto de ciberdelitos sigue una tendencia de crecimiento alta. De hecho, en el segundo trimestre del año, el número de incidentes ha superado los ataques y ha representado el 47% del global de eventos registrados.

Proliferan los ciberataques con malware

Este aumento de los incidentes pone de relevancia que, según Exprivia, en nuestro país aún queda mucho camino por recorrer en lo que a la concienciación en ciberseguridad se refiere. El estudio constata la importancia de ahondar más en una gestión eficaz de la ciberseguridad y en los ecosistemas individuales como cámaras de videovigilancia, impresoras y ordenadores industriales (PLC).

Los riesgos a los que están expuestos estos dispositivos hace cada vez más necesario que los usuarios conozcan cómo gestionar su seguridad.

Otra de las conclusiones que arroja el informe de Exprivia es el notable crecimiento que han experimentado los ataques con software malicioso, o malware, con el objetivo de obtener información sensible.

La segunda de las técnicas más utilizadas para el robo de datos es el phishing y de las técnicas de ingeniería social a través, sobre todo, de correos electrónicos y de las redes sociales.

Esto ha llevado a que, junto a la ciberdelincuencia, la violación de datos y el robo de información se hayan convertido en los principales incidentes que se han visto en España a lo largo del segundo trimestre.

El sector financiero ha sido el más afectado por este tipo de amenazas seguido, a distancia, del sector del software y hardware, especialmente las empresas TIC. Las firmas de servicios digitales, las plataformas de comercio electrónico, dispositivos y sistemas operativos son las más propensas a experimentar el robo de datos, como credenciales de accesos o información sensible.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

dieciocho − uno =