El Instituto Nacional de Ciberseguridad, INCIBE, ha lanzado la segunda fase de los retos técnicos de la Academia Hacker. Con esta iniciativa se busca mejorar las habilidades de los perfiles especializados en ciberseguridad.

A través de los retos técnicos de la Academia Hacker, INCIBE prosigue en su objetivo de acercar la profesión de la ciberseguridad a la sociedad «de forma práctica y entretenida».

En este propósito se pone un foco especial en los más jóvenes para que conozcan bien la profesión y las oportunidades profesionales que pueden tener. De esta forma, muchos podrán encontrar su vocación de futuro desde edades tempranas.

Esta segunda fase que acaba de lanzar INCIBE, se desarrollará a lo largo de los próximos meses y hasta el 12 de diciembre de 2022.

Durante este tiempo se publicarán semanalmente dos retos englobados en los niveles intermedio y avanzado dirigidos al público que cuenta con mayores conocimientos en ciberseguridad y que busquen mejorar o ampliar sus habilidades.

Para conseguir este objetivo, los retos serán más complejos que los que tuvieron que afrontar en la primera fase, que se llevó a cabo como iniciación en ciberseguridad.

8 categorías de retos

Como en los retos técnicos de la primera fase, que tuvo lugar entre junio y julio de 2022, están clasificados en distintas categorías para fomentar el aprendizaje de las últimas técnicas y herramientas de ciberseguridad.

Para ello se propone a los usuarios una serie de retos que cada vez van incrementando su dificultad a medida que van superando cada nivel. Para conseguirlo, los usuarios pueden descargarlos y resolverlos utilizando sus propios medios o apoyarse en el solucionario que se les proporciona.

En esta ocasión, los retos se dividen en ocho categorías. Entre ellas destacan la de criptografía, para aprender a descifrar información que contienen canales supuestamente seguros; la forense, para recopilar información acerca de eventos del sistema o que esté almacenada en un dispositivo o tráfico de red.

También hay habilitada un reto relacionado con temas de ingeniería, cuyo objetivo es inferir en el funcionamiento del software.

Asimismo, los participantes también podrán encontrar otros retos con temáticas relacionadas con la web para realiza auditorías técnicas sobre sistemas web; así como de reconocimiento para identificar y rastrear vulnerabilidades potenciales en sistemas y redes.

Otros retos estarán relacionados con los sistemas operativos, para la identificación y explotación de estos sistemas, por ejemplo, por configuraciones o permisos incorrectos.

Y, por último, también habrá retos de explotación con los que los participantes podrán evaluar y explotar vulnerabilidades en el software.

Junto a todos estos retos, los participantes también encontrarán algunos de temas varios englobados en la categoría ‘misceláneo’. Los desafíos que se incluyen estarán relacionados con Internet de las Cosas (IoT), temas de hardware o retos físicos.

La superación de estos retos contribuirá al desarrollo de habilidades en ciberseguridad, uno de los objetivos con los que nació esta iniciativa de la Academia Hacker de INCIBE

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

7 − 4 =