Según un informe del exjefe de seguridad de Twitter, Peiter “Mudge” Zatko, la compañía no tiene capacidad para determinar el número de cuentas falsas de la red social y controlar su ciberseguridad.

Así lo ha detallado en un informe entregado al Congreso de los Estados Unidos y a diversas agencias federales. En él pone de manifiesto que desde Twitter no se está controlando adecuadamente el acceso de empleados a sus controles y a la información sensible.

A lo largo de 200 páginas, el exdirectivo también denuncia graves deficiencias y negligencias por parte de la plataforma que amenazan «a la seguridad nacional y la democracia».

Entre ellas, apunta que la compañía cuenta con empleados infiltrados que, presuntamente, trabajan para los servicios de inteligencia extranjeros. De hecho, señala que Twitter contrató, al menos, a un agente del gobierno de la India, y deja entrever que los servicios secretos de algunos países podrían tener acceso a datos confidenciales de sus usuarios.

Cómo gestiona Twitter la seguridad de los datos y los bots

Pero estas no son las únicas acusaciones que Zatko vierte contra la compañía. También la acusa de no borrar adecuadamente los datos de los usuarios que deciden cancelar sus cuentas, perdiendo el rastro de su información.

Además, también señala que Twitter con tiene los recursos, ni la intención ni interés, de informar sobre la cantidad de bots, o cuentas falsas, que hay en su plataforma.

Para el que fuera máximo responsable de seguridad de la firma, la gravedad del asunto es mayor ya que la compañía habría mentido deliberadamente a accionistas y reguladores sobre todas estas prácticas.

Desde Twitter ya han desmentido estas acusaciones y han desacreditado la denuncia apuntando que Zatko, que entró a formar parte de la compañía en noviembre de 2020, fue despedido el pasado mes de enero por «un liderazgo poco efectivo y un desempeño pobre» en su actividad.

Nuevo obstáculo para la venta de Twitter

Sin embargo, el que está aprovechando esta situación es, sin duda, Elon Musk. El magnate ha enviado a través de sus abogados una nueva notificación a Twitter para cancelar el acuerdo compra. Acuerdo que alcanzaron ambas partes el pasado mes de abril, por el que Musk se haría con la compañía por 44.000 millones de dólares y que, posteriormente, canceló en julio.

En ese momento, el empresario alegó que los ejecutivos de Twitter habían hecho declaraciones falsas al firmar el acuerdo y no le habían facilitado la información que requería.

Pese a la demanda de la compañía por no cumplir con lo pactado, ahora Musk se reafirma en esta decisión y añade la denuncia de Zatko como razón de peso para romper el acuerdo inicial. Una razón recogida en una carta hecha pública y que también se ha remitido al regulador bursátil. De esta forma constata que Twitter conocía los hechos denunciados por este exdirectivo pero no los comunicó para seguir adelante con la venta.

Con todo ello, Twitter y Musk se verán las caras el próximo mes de octubre en el juicio que tendrá lugar en un tribunal especializado de Delaware, en el que Zatko será citado a declarar y a presentar toda la documentación sobre este caso.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

2 × cinco =