Las pymes españolas aún necesitan dar un salto en su digitalización para responder a las necesidades actuales del mercado. Conscientes de ello, el 70% prevé invertir en su digitalización en los próximos tres años.

Prácticamente la mitad de las pymes españolas considera que su nivel de digitalización es bajo o medio bajo. Tan solo el 12% cree tener un nivel elevado de digitalización. Esto pone de manifiesto la necesidad de que estas empresas impulsen su transformación digital, especialmente en dos áreas que son prioritarias para sus negocios: el marketing digital y la gestión de clientes.

Así se desprende del estudio ‘La Pyme española en 2022: retos y aspiraciones digitales’ realizado por BeeDIGITAL, en el que se apunta que 7 de cada 10 pequeñas y medianas empresas de nuestro país invertirá en su digitalización antes de 2025.

Pero, ¿cuánto prevén invertir? Según este estudio, las empresas esperan dedicar, de media, entre 1.000 y 3.000 euros a su digitalización. La prioridad será, en el 64% de los casos, a aumentar su presencia en Internet para llegar a un mayor número de clientes. No obstante, en segundo lugar se sitúa, para el 52% de las pymes encuestadas, la protección de sus negocios frente a ciberataques, mientras el 51% apostará por la digitalización de sus servicios de atención al cliente, mediante chat web o redes sociales.

El hecho de que la segunda de sus prioridades de inversión sea la protección para hacer frente a las crecientes amenazas con es casual. La ciberseguridad es el área menos desarrollada por las pymes españolas ya que solo una de cada tres cuenta con medidas de protección , por lo que es un área en la que se espera un notable crecimiento en los próximos años.

Un nuevo impulso a la digitalización de la pyme española

En momentos de incertidumbre y dificultades económicas como el actual, la necesidad de dar un impulso a sus negocio y acercarse más a los clientes, especialmente a través de distintos canales y, sobre todo, del online, llevará a las pymes a destinar a ello una parte importante de su inversión TI.

Según el citado estudio de BeeDIGITAL, el 87% de las pymes españolas ya cuenta con página web y un 31% ofrece a través de ellas la posibilidad de realizar compras online. Sin embargo, más de la mitad reconoce que no siempre mantiene sus páginas web actualizadas.

Esto, unido a los problemas de diseño y estructura web, dificulta la visibilidad de los negocios en Internet. Alrededor del 40% de los negocios de pymes en la Red no aparecen en la primera página de resultados de Google, con lo que esto conlleva en pérdidas de posibles clientes y ventas.

Además, 7 de cada 10 pymes manifiesta que utiliza las redes sociales para estar en contacto con los clientes. No obstante, el estudio constata que el 86% no ha hecho ninguna publicación en ellas en los dos últimos meses, y el 46% no ha registrado ninguna actividad en los últimos seis meses.

Con ello queda patente la necesidad de invertir para impulsar su digitalización y seguir siendo competitivas.

Solo así, conseguirán que sus negocios avancen consigan los beneficios deseados. Tal y como apunta Javier Castro, CEO de BeeDIGITAL, aún queda mucho margen de mejora para que las pymes impulsen su digitalización en aspectos como una mayor presencia digital, el comercio electrónico, el uso de big data o lnteligencia Artificial.

«Existe una intención real por parte de las pymes españolas para avanzar en la digitalización, y los datos reflejan que vamos por el buen camino», destaca Castro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

dos × 3 =