Elon Musk ha aceptado la compra de Twitter sin modificar las condiciones por las que se haría con la popular red social por los 44.000 millones de dólares acordados inicialmente.

Se abre un nuevo capítulo en el culebrón por la compra de Twitter por parte de Elon Musk. Sin embargo, esta vez sí parece que ambas partes pueden llegar a un acuerdo para que finalmente se produzca la compra.

Los abogados del directivo de Tesla han dado esta semana dos pasos definitivos para avanzar en las negociaciones. Por un lado, han comunicado a Twitter su decisión de comprar la compañía por el precio inicial acordado, esto es 44.000 millones de dólares.

Y, por otro lado, han remitido un comunicado al tribunal encargado del caso ya que, dado que las conversaciones con los directivos de la red social siguen adelante, no consideran que hay motivo para seguir adelante con el proceso. De hecho, consideran que continuar con esta batalla legal podría poner en peligro la operación.

Ante este giro de los acontecimientos, la jueza encargada del caso ha dado a Elon Musk hasta el próximo 28 de octubre para que cierre definitivamente la compra de Twitter si quiere evitar el juicio.

Sería alrededor de esta fecha cuando la compra se haría efectiva una vez que Musk haya conseguido la financiación necesaria para llevar a cabo la adquisición.

No obstante, aún quedan algunos flecos por resolver ya que, por el momento, Twitter no ha retirado la demanda que interpuso contra el directivo de Tesla por retirar la oferta de compra que hizo el pasado mes de abril y canceló en julio.

Una demanda a la que el magnate respondió con otra en la que acusaba a la compañía de inflar el precio, contabilizar mal cuentas falsas o engañar a los accionistas, entre otras cuestiones.

Nuevo cruce de acusaciones

En medio de esta disputa legal, y pese a la ahora rectificación de Musk, la jueza encargada del caso, Kathaleen McCormick, ha manifestado que los preparativos del juicio siguen adelante.

El equipo de abogados de Elon Musk apunta en su escrito que seguir adelante con el juicio sería “un enorme desperdicio de recursos que socavará la capacidad de las partes para cerrar la transacción”.

Con ello también acusan a la red social de jugar con los intereses de los accionistas ya que es impensable que Musk no llegue a conseguir la financiación necesaria para la compra y los resultados podrían llegar muy tarde.

Por su parte, desde Twitter no se muestran confiados con esta nueva propuesta. Por eso también han remitido otro documento al tribunal en el que dejan clara su desconfianza y apuntando que la próxima semana deben cerrar la compra. De no ser así, seguirán adelante con el juicio.

El papel de Twitter en los planes de Musk

Tras este nuevo cruce de acusaciones, representantes de ambas partes siguen adelante con los detalles del acuerdo una vez que Musk ha dado marcha atrás y aceptado las condiciones iniciales. Esto supondrá el pago de 54,20 dólares por acción tras el fracaso del directivo por conseguir un mejor precio con un descuento de hasta un 30%.

Faltará por ver ahora si finalmente estos términos de compra llegan a buen puerto y llega la esperada financiación, algo que algunos analistas ponen en duda. La disputa que han mantenido ambas partes ha impactado en la imagen de la red social, por lo que algunos apuntan que las condiciones de financiación podrían cambiar ahora.

No obstante, Musk ya ha declarado que, una vez completada la transacción, su intención es sacar Twitter a Bolsa. Un plan en el que también contempla que la red social acelere la creación de ‘X’, una aplicación que integre una parte de red social, pagos, noticias y otros trámites.

Aunque por el momento esto es aún una incógnita, todo apunta a que podría intentar emular a WeChat en una versión más avanzada. Sin embargo, el primer paso es conseguir que la compra de Twitter sea una realidad, algo que se desvelará muy pronto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

17 + quince =