La privacidad y protección de los datos es uno de los aspectos que cada vez preocupa más a los usuarios. Un estudio de Open Text apunta que el 81% de los españoles se muestra preocupado por el uso que hacen las organizaciones de sus datos.

Pese al avance legislativo que se ha realizado en los últimos años para garantizar la protección de los datos personales, aún existen muchas lagunas sobre la gestión que llevan a cabo las empresas. De acuerdo con el estudio de Open Text, una inmensa mayoría de españoles desconoce qué datos almacenan las compañías, lo que deriva en una falta de confianza en su gestión.

De hecho, el 40% de los usuarios señala que dejaría de utilizar o comprar a una empresa si no protegiera bien sus datos personales o los filtrara. En este sentido, el 69% estarían dispuestos a pagar más para que una empresa mantenga la seguridad de sus datos.

El estudio destaca que esta mayor concienciación por la seguridad de los datos y las inquietudes suscitadas por el uso que se hace de ellos, ha aumentado especialmente desde que comenzó la pandemia de la COVID-19. El 84% de los encuestados así lo corrobora atendiendo a los nuevos modelos de trabajo distribuidos que lleva a que la mitad de este porcentaje pida mayores garantías en la protección de datos a sus empresas independientemente del lugar desde el que estén trabajando.

En este sentido, el 27% de los españoles muestra su preocupación por el hecho de que sus datos no se hayan eliminado completamente de algunos registros y aplicaciones de rastreo y monitorización como Radar Covid.

Concienciación y formación para un mejor uso de los datos

Todo esto pone de manifiesto la necesidad de que las empresas sean más transparentes a la hora de informar a los usuarios qué datos suyos acceden, almacenan y utilizan. Tan solo el 19% de los españoles confía en la gestión que hacen las empresas de sus datos, una cifra que se eleva hasta el 49% de los que confía solo en algunas compañías muy concretas.

La confianza se erige como uno de los factores clave a la hora de gestionar los datos. Y es que, una vez que ésta se rompe, los usuarios también lo hacen con la marca. El 32% de los españoles reconoce que dejaría de utilizar o comprar a una marca a la que es fiel si no respondiera a una solicitud de acceso al sujeto de datos.

Además, más de 4 de cada 10 consumidores, dejaría de comprar a una empresa que compartiera sus datos personales con terceros con cualquier finalidad que no fuera la especificada.

En este contexto, cada vez son más los usuarios que son conscientes de lo que las leyes de privacidad y protección de datos contribuyen a garantizar el buen uso que las empresas hacen de ellos. No obstante, el estudio constata la falta de conocimiento aún existente entre los españoles, ya que el 61% reconoce tener una idea escasa sobre estas leyes.

La nota positiva es que, ante el interés por el uso que se hace de los datos, cada vez más españoles conocen lo que las leyes pueden contribuir a ello. Pero, en el otro lado de la balanza, el número de españoles que dicen ser muy conscientes de las leyes que protegen la privacidad de sus datos ha caído del 32% en 2020 a un 29% este 2022.

Sin duda, esto constata la necesidad de fomentar el conocimiento en torno a las leyes y reglamentos existentes para la protección de datos. Junto a esto, es clave que los usuarios aprendan a mantener sus datos seguros en aplicaciones, cuentas de correo electrónico y perfiles de redes sociales para una mejor gestión de los mismos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

18 − nueve =