Las páginas web del Vaticano han estado sin funcionar durante varias horas. Por el momento, tan solo han informado que estaban investigando lo sucedido, pero hay quien apunta que ciberdelincuentes rusos podrían estar detrás de este ciberataque.

Todo se remonta al miércoles cuando las páginas web del Vaticano, tanto las de los distintos departamentos como la de los Museos Vaticanos, estuvieron caídas durante varias horas. Desde el Vaticano no han aportado muchos detalles acerca de los hechos y se han limitado a señalar que estaban «realizando investigaciones técnicas debido a intentos anómalos de acceder al sitio».

Esto evidencia que no se trata de una interrupción por algún tipo de mantenimiento o actualización, algo que inicialmente apuntaron nada más producirse la incidencia. Sin embargo, horas después informaron sobre estos intentos de acceso al no poder restablecer el funcionamiento de las páginas.

Sin embargo, el embajador ucraniano ante la Santa Sede, Andrii Yurash, ha ido más allá y ha señalado al Kremlin como el origen de esta caída de las páginas web del Vaticano.

En una publicación en Twitter, Yurash apunta que se trata de un grupo de ciberdelincuentes rusos que ha decidido actuar después de las últimas declaraciones realizadas por el Papa Francisco sobre la guerra en Ucrania. En ella manifiesta que “los terroristas han alcanzado hoy los sites de la Ciudad del Estado del Vaticano: ¡muchas páginas online de diferentes estructuras de la Curia Romana están inaccesibles!”.

El Vaticano ciberataque páginas web guerra Ucrania hackers rusos Twitter Yurash noticia bit life media

Después de varias horas, las páginas web volvieron a estar disponibles, pero desde el Vaticano no han dado más información acerca del origen de esta incidencia ni si hay algo de cierto en las declaraciones de Yurash.

El Vaticano, un caso no aislado

Los medios de comunicaciones italianos dan por hecho que se trata de un ciberataque, posiblemente de origen ruso, tal y como han experimentado otras instituciones públicas europeas en los últimos meses.

Una suposición basada también en el hecho de que se produce justo cuando el pontífice ha realizado unas declaraciones sobre la crueldad de rusa en la guerra de Ucrania y que fueron condenadas por el ministro de exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.

Un enfado que, como en otras ocasiones cada vez que se condena la acción rusa en este conflicto, habría tenido respuesta en forma de ciberataque. Así sucedió hace una semana cuando la Eurocámara sufrió un ciberataque ruso poco después de declarar, mediante votación, a Moscú como un Estado promotor del terrorismo.

El incidente también provocó la caída de la página web del Parlamento Europeo durante horas. Un modus operandi que ya empieza a ser habitual entre los organismos públicos occidentales que no cuentan con la simpatía del gobierno ruso.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

diecisiete − ocho =