El valor del mercado de ciberseguridad en España alcanzó en 2022 los 1.950 millones de euros, un 14,7% más que el año anterior. Esto pone de manifiesto el fuerte impulso que sigue experimentando este negocio ante el avance imparable de las ciberamenazas a la seguridad.

Si bien el pasado año el valor del mercado de la ciberseguridad en nuestro país ha crecido notablemente alcanzado los 1.950, esta cifra supone un incremento del 30% en comparación con la experimentada en 2021.

Así se desprende de los datos del Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, que destaca el creciente aumento de la demanda de productos y servicios de ciberseguridad. Un auge más acentuado en los últimos años ante el avance de la transformación digital en empresas y en la Administración Pública, así como de las ciberamenazas y consecuencias de los ciberataques.

Solo la prestación de servicios generó más del 66% de la facturación, mientras que el 33% restante correspondió a la venta de productos de software y hardware de seguridad durante el pasado año.

Con estos datos, el informe apunta que las empresas de consultoría concentran el 72% del valor del mercado , mientras que las empresas especializadas y de otro tipo el 28% restante.

Más competidores en ciberseguridad

Sin duda, estas cifras ponen sobre la mesa el ritmo ascendente que sigue experimentando la demanda de productos, soluciones y servicios de ciberseguridad. Esto ha atraído a muchas empresas en España que ven grandes oportunidades de negocio en este sector.

Parte de ellas son de nueva creación, si bien muchas de ellas son empresas que ya se dedicaban a otros negocios, especialmente relacionados con la tecnología, y que han querido diversificarlos apostando también por la ciberseguridad.

Los datos de Observatorio contabilizaron en enero de 2023 un total de 1.854 operadores dedicados a la comercialización de productos y la prestación de servicios de ciberseguridad, con cerca de un tercio del total localizados en la Comunidad de Madrid.

En este escenario crece la competencia de compañías especializadas en servicios de ciberseguridad, que suelen ser pequeñas empresas, con otros operadores, entre ellos, grandes empresas multinacionales de consultoría.

Las previsiones apuntan que, a medida que crece la demanda de soluciones y servicios de ciberseguridad, esta competencia irá en aumento.

Con ello, los datos del Observatorio prevén un fuerte dinamismo de la actividad a corto y medio plazo, con variaciones superiores al doble dígito para el bienio 2023-2024. En este último ejercicio, la facturación del sector de la ciberseguridad se habrá duplicado en comparación con 2019.

 

 

Deja un comentario

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

trece + diez =