Las redes sociales se han convertido en una herramienta fundamental para la comunicación y el intercambio de información en todo el mundo. Sin embargo, también han surgido nuevos riesgos y amenazas, como las sextorsiones con deepfakes, que pueden afectar seriamente la reputación y la privacidad de las empresas y personas, sean públicas o anónimas.

Las sextorsiones son una forma de violencia digital que se basa en la extorsión sexual a través de la difusión de imágenes o videos íntimos sin el consentimiento de la persona afectada, hayan sido estas imágenes obtenidas de forma ilícita o lícita.

En muchos casos, se utilizan técnicas de deepfakes, vídeos, audios o imágenes manipuladas que hacen creer a los usuarios que están viendo a una determinada persona realizando declaraciones o acciones que nunca ocurrieron. Estos vídeos se pueden crear empleando herramientas o programas dotados de tecnología de inteligencia artificial que permiten el intercambio de rostros en imágenes y la modificación de la voz.

Los deepfakes difundidos en redes sociales han ganado interés en los últimos años debido a su potencial para la manipulación y la difusión de información falsa, que ya se ha probado que se está usando para campañas PSYOPS cibernéticas entre determinados gobiernos en contextos bélicos o pre bélicos. Su uso en este contexto se efectúa para generar noticias falsas, engañar a las masas y manipular la opinión pública.

Si añadimos el riesgo reputacional en la ecuación, veremos que, además, pueden representar un riesgo para la reputación y la privacidad de las empresas y personas, ya que pueden ser empleados para difundir contenido comprometedor sin el consentimiento de la persona afectada.

En empresas como onBRANDING, trabajan en la detección, análisis y valoración de información en internet, de modo que como parte de estas informaciones, se detectan deepfakes.

Es un desafío, porque la tecnología utilizada para crearlos continúa evolucionando y mejorando. Sin embargo, el equipo de expertos en ciberinteligencia del equipo, sigue trabajando en el desarrollo de herramientas y técnicas para identificar y mitigar el impacto de los deepfakes generando campañas de respuesta activas o pasivas.

Representan un desafío en términos de detección y pueden tener consecuencias negativas para la reputación y la privacidad de las empresas y personas, sean públicas o privadas, porque el nivel de realidad representado aumenta el impacto y la difusión de estas informaciones.

Este tipo de violencia digital afecta a empresas y personas, incluyendo a famosos, directivos con cargos empresariales. Algunos ejemplos de famosos que han sido víctimas de sextorsiones incluyen a Jennifer Lawrence, Emma Watson y Scarlett Johansson, entre empresas de petróleo o de energía que ya han tenido que realizar forenses de audio, video o incluso imágenes de sus directivos.

Además, las sextorsiones también pueden tener graves consecuencias para la reputación y la privacidad de las personas afectadas, especialmente en el ámbito laboral y profesional. En muchos casos, las víctimas pueden perder su trabajo o su posición en la empresa debido a la difusión de información privada.

Es importante destacar que las agresiones digitales basadas en el género casi nunca son enmarcadas en la violencia sistémica que afecta a las mujeres y las niñas en todo el mundo. En la era digital, las formas de violencia de género persisten o se amplifican con el uso de nuevas tecnologías.

Es necesario tomar medidas para prevenir y combatir las sextorsiones en redes sociales con deepfakes y proteger la privacidad y la reputación de las personas.

Algunas medidas que se pueden tomar incluyen promover la educación digital y la conciencia sobre los riesgos y amenazas en línea. Fortalecer la regulación y la transparencia de las redes sociales y los servicios de mensajería privada. Fomentar la denuncia y la protección de las víctimas de violencia digital de género. Contratar servicios de monitorización diaria que cuenten con tecnologías y herramientas para detectar y prevenir el uso contra la reputación de empresas y personas mediante deepfakes.

En onBRANDING se trabaja desde la prevención, porque cuanto antes se detecten, antes se pueden poner en marcha campañas de respuesta en las que se incluyan acciones como escudo reputacional, eliminación de contenido y contra relatos.

Selva Orejón MyPublicInbox perfil autor Bit Life Media artículos noticias ciberseguridad
Perfil Público de Selva Orejón en MyPublicInbox
Selva Mª Orejón es perito judicial especializada en Identidad digital y reputación. Ejerce como profesora en la Universidad de Barcelona en el Máster de Ciberseguridad, impartiendo Ciberinteligencia – OSINT, y en la Escuela de Policía de Catalunya, (Ciberinvestigación y Protección de la identidad digital). En su empresa, onBRANDING están especializados en gestión de crisis de reputación online para celebridades, empresas y ciudadanos anónimos.

Deja un comentario

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

dieciocho + uno =