Millones de usuarios a diario utilizan el modo incógnito de Google para realizar sus búsquedas. No obstante, tras un comunicado reciente de la compañía, ha quedado demostrado que no se garantiza la navegación de forma anónima. De hecho, según ha indicado un tribunal federal de San Francisco, la compañía ha sido condenada a eliminar o corregir miles de millones de registros de datos que reflejan las actividades de navegación privada de los usuarios. Alternativas Google

Este litigio se inició en 2020, pues millones de internautas desde junio de 2016 se han visto afectados y ahora reclaman a Google una indemnización de 5.000 dólares por usuario en concepto de daños y perjuicios. Y que, de confirmarse, supondría la violación de las leyes federales de escuchas telefónicas y de privacidad de California.

Ahora Google está obligado a reescribir la información sobre los datos privados que recopila con la pestaña de navegación e incógnito y deberá permitir a los usuarios bloquear las cookies de terceros durante los próximos cinco años. Si bien es cierto, no se incluye una compensación económica por daños y perjuicios, aunque los particulares podrán presentar reclamaciones. Hasta la fecha ya se han registrado más de 50 demandas.

Así pues, los servicios digitales pueden recopilar datos personales de la navegación, pese a que se impide que otras personas realicen esa consulta a posteriori. Google e defiende de que se trata de datos técnicos antiguos y que los eliminará sin problema. Además, asegura que nunca se asociaron a individuos concretos ni se personalizaron.

La compañía, que actualmente se enfrenta a otras demandas, asegura que es transparente en el almacenamiento de datos y que permite que los usuarios vean y eliminen la información recabada sobre ellos. No obstante, se recomienda pasarse a otro navegador que precisamente no venda información a cambio de anuncios.

DuckDuckGo

Este navegador, compatible con Android, iOS, Windows y macOS, es un motor de búsqueda contrario a Google. Se mantiene férreamente protegido y brinda mucha información sobre tecnologías de seguimiento que se bloquean.

DuckDuckGo comienza imponiendo conexiones HTTPS cifradas y otorga a cada página que visita una calificación basada en la agresividad con la que intenta extraer datos, analizando las políticas de privacidad de cada sitio.

Los datos de navegación se pueden borrar fácilmente y las ventanas emergentes se eliminan. De igual modo, hay extras como alias de correo electrónico desechables para proteger la privacidad.

Ghostery

Ghostery está pensado para Android, Windows, macOS e iOS. Al instalarlo podrá trabajar bloqueando anuncios y rastreando cookies, sin existir pantallas de instalación ni configuraciones complejas de administrar.

Ghostery informa de qué rastreadores y anuncios se bloquean y las herramientas de monitoreo que posee cada sitio web, marcando como confiables los que lo sean. Así pues, se podrán bloquear bit de tecnología de cookies, incluso si el sitio falla. Sus herramientas son más profundas y avanzadas que DuckDuckGo, por lo que otorga un control adicional.

Tor Browser

Para Android, Windows y macOS, Tor Browser es una opción de navegación sin seguimiento, vigilancia ni censura. El navegador es parte de un proyecto más amplio que mantiene la navegación de forma anónima.

Gracias a la red Tor Project será posible instaurar un sistema de retransmisión encriptado, haciendo más difícil que otra persona siguiese dichas actividades. Es una capa adicional de anonimato muy estricta con los scripts en segundo plano. En todo momento, bloquea las huellas dactilares. Todo queda borrado al final de cada sesión, por lo que su navegación privada está predeterminada y no deja rastro.

Brave

Brave también está disponible en iOS, Windows, Android y macOS con las características de protección de seguimiento idóneas. Y es que los anuncios se bloquean plenamente y se evita la recopilación mediante cookies y scripts de seguimiento. El navegador cuenta con una VPN integrada opcional (por 10 dólares al mes más). Permite el acceso a la red Tor.

Su efectividad es muy amplia y permite navegar de manera rápida y ágil, con un equilibrio entre simplicidad y potencia. Esto fomenta su aplicación en plataformas de criptomonedas, NFT e IA.

Firefox

Aplicable a los mismos sistemas operativos que los modelos anteriores, Firefox ha estado durante mucho tiempo a la vanguardia de la privacidad. Se ha caracterizado por bloquear las cookies de seguimiento en todos los sitios, de manera predeterminada. Actualmente es un modelo de referencia que brinda una gran cantidad de información, pero controla fácilmente los accesos a ubicación y micrófono.

El usuario tiene plena personalización para cambiar, según sus intereses, la apariencia y comportamiento del navegador. La utilidad Pocket incorporada permite guardar historias web en su dispositivo para leerlas más tarde.

Safari

Por último, para iOS y macOS, Safari permite la seguridad y requiere de autenticación de usuario por escaneo de Face ID. Presume de bloquear las cookies de seguimiento de terceros que intentan conectar los puntos de su actividad web en varios sitios, así como de bloquear las técnicas de toma de huellas digitales del dispositivo.

Estos son solo algunos ejemplos de navegadores óptimos, capaces de reemplazar a Google, que deberás conocer para salvaguardar tu privacidad y navegación en modo incógnito.

Deja un comentario

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre