En la actualidad, nuestro móvil se ha convertido en una extensión de nuestra vida diaria, manejando desde comunicaciones personales y laborales hasta operaciones financieras. Sin embargo, este nivel de integración viene con riesgos significativos, especialmente cuando se trata de la seguridad de nuestros datos bancarios. Una función en particular de tu smartphone Android, aparentemente útil, puede ser en realidad una puerta abierta para los ciberdelincuentes si no se maneja con precaución, pues roba datos bancarios. Te explicamos como desactivarla para aumentar tu seguridad.

El acceso de aplicaciones de terceros a tus datos personales es una característica que, aunque diseñada para mejorar la funcionalidad y la personalización de tu experiencia móvil, puede ser explotada maliciosamente. Desarrolladores que no están directamente vinculados a Google pueden crear aplicaciones que piden acceso a tu información sensible. Estas aplicaciones, aunque a menudo parecen legítimas, pueden ser vehículos de entrada de malware en tu dispositivo.

¿Cómo funciona el malware en Android?

El malware en dispositivos Android puede tomar muchas formas, pero su objetivo común es el robo de información personal y financiera. Un ejemplo reciente es una aplicación llamada «2FA Authenticator».  Disponible en la Google Play Store y descargada por más de 10.000 usuarios, esta aplicación prometía añadir una capa extra de seguridad mediante la autenticación de dos factores.

Sin embargo, en lugar de proteger los datos de los usuarios, la aplicación estaba infestada y llevaba dentro de manera oculta un malware llamado Vultur. Este tipo de malware para Android está diseñado específicamente para atacar aplicaciones de servicios financieros y robar directamente los datos bancarios de los usuarios.

Si te has descargado esta aplicación, lo más indicado es que la desinstales cuanto antes de tu dispositivo y que revises las cuentas bancarias por si los ciberdelincuentes han hecho alguna operación financiera.

Pasos para proteger tu dispositivo

Para evitar ser víctima de este tipo de ataques, además, es muy importante revisar y gestionar el acceso que permites a las aplicaciones de terceros. Estos pasos son indispensables seguir para asegurar tu móvil:

  1. Verifica la configuración de seguridad: Entra en la configuración de tu cuenta de Google y busca la sección ‘Aplicaciones de terceros con acceso a la cuenta’. Desde ahí, puedes gestionar y revocar el acceso no deseado o sospechoso.
  2. Lee los permisos de las apps cuidadosamente: Antes de descargar cualquier aplicación, incluso de la Play Store, es vital leer los permisos que solicita. Desconfía de las apps que piden acceso a funciones sensibles como la cámara, el micrófono, o tus mensajes.
  3. Desactiva el NFC: El Near Field Communication (NFC) es una función que permite la comunicación de corto alcance entre dispositivos, comúnmente usada para realizar pagos móviles. Si no estás usando NFC activamente, es una buena práctica mantenerlo desactivado para evitar cualquier posibilidad de fraude.
  4. Mantén actualizado tu dispositivo: Las actualizaciones de software no solo añaden nuevas funciones, sino que también corrigen vulnerabilidades de seguridad. Asegúrate de que tu dispositivo esté siempre actualizado con la última versión del sistema operativo.
  5. Utiliza software de seguridad confiable: Instalar una aplicación de seguridad de un desarrollador confiable puede ayudar a proteger tu dispositivo de ataques externos y alertarte sobre aplicaciones maliciosas.
Periodista especializada en ciberseguridad y tecnología. Mi enfoque se centra en analizar mundo de las aplicaciones y la seguridad especialmente en redes sociales. Con un interés constante en informar sobre avances, riesgos y sin olvidar la importancia de la prevención, busco compartir información precisa y comprensible para el usuario.

Deja un comentario

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre