Todos disponemos de multitud de cuentas a las que se accede con usuario y contraseña. Mantener la seguridad en ellas es fundamental para proteger nuestra información personal y financiera. El aumento de ciberataques, que ha afectado incluso a grandes compañías y organismos públicos, subraya la importancia de adoptar medidas adicionales para asegurar estas cuentas. En este contexto, un experto en ciberseguridad ha revelado un truco simple pero efectivo: incorporar una letra muy española en las contraseñas para aumentar la seguridad de las cuentas.

Una contraseña con la letra ñ blinda tus cuentas contra los ciberdelincuentes

El español es el tercer idioma más hablado del mundo y su alfabeto incluye una letra única que puede ser clave para mejorar la seguridad de nuestras contraseñas: la «ñ». Según José Javier, conocido como @hackavis en TikTok, esta letra puede hacer que la contraseña de nuestras cuentas sean casi indescifrables para muchos ciberdelincuentes aumentando asi la seguridad. En una entrevista en el podcast de @inedito.podcast, el experto explicó: «Una contraseña que a lo mejor tardarías en crackearla cinco horas, le metes la ñ y tarda cuatro semanas». Este aumento en la dificultad se debe a que muchos sistemas de ataque automatizados no están diseñados para manejar caracteres especiales como la «ñ».

El aumento de los ciberataques y la necesidad de contraseñas seguras

En los últimos meses, hemos visto un aumento significativo en los ciberataques. Grandes compañías del Ibex35 como Blanco Santander, Telefónica e Iberdrola, así como organismos públicos como la DGT, han sido objetivos de estos ataques. Además, se han filtrado en Telegram más de 360 millones de cuentas robadas, lo que pone de manifiesto la gravedad de la situación. Las estafas telefónicas también están en aumento, incluyendo el timo de pagos por «like», el secuestro de cuentas de WhatsApp y las voces clonadas con inteligencia artificial.

Dado este panorama, es esencial proteger nuestras cuentas con contraseñas robustas y eficaces. Incorporar la letra «ñ» es un primer paso para mejorar la seguridad. Según @hackavis, muchos grupos criminales no pueden descifrar contraseñas que incluyen la «ñ» porque no tienen esta letra en sus teclados.

La riqueza del alfabeto castellano y la seguridad de las contraseñas

El alfabeto castellano es rico en caracteres únicos, y la «ñ» es uno de los más distintivos. Su inclusión en nuestras contraseñas no solo aumenta la complejidad, sino que también aprovecha una debilidad en muchos sistemas de ataque que no están equipados para manejar caracteres especiales. Esta estrategia puede ser especialmente efectiva en la protección de cuentas como correos electrónicos, redes sociales y cuentas bancarias.

Es importante destacar que no todos los servicios permiten el uso de la «ñ» en las contraseñas. Sin embargo, para aquellos que sí lo permiten, esta letra puede ofrecer una capa adicional de seguridad. Además de la «ñ», también es recomendable utilizar una combinación de letras mayúsculas, números y caracteres especiales para crear contraseñas aún más robustas.

El impacto de las contraseñas seguras en la protección de datos

La inclusión de la letra «ñ» en tus contraseñas puede tener un impacto significativo en la protección de tus datos personales. A medida que los ciberdelincuentes desarrollan nuevas técnicas para comprometer la seguridad, nosotros también debemos adaptar nuestras estrategias de protección. Las contraseñas robustas son una primera línea de defensa crucial contra el acceso no autorizado a nuestras cuentas.

Los datos personales son extremadamente valiosos para los atacantes, que pueden utilizarlos para una variedad de propósitos maliciosos, desde el robo de identidad hasta el fraude financiero. Al fortalecer nuestras contraseñas, no solo protegemos nuestra información personal, sino que también dificultamos la labor de los atacantes y reducimos el riesgo de sufrir un ciberataque.

Casos de uso y ejemplos prácticos

Para ilustrar cómo la letra «ñ» puede fortalecer tus contraseñas, considera los siguientes ejemplos:

  • En lugar de usar una contraseña común como «password123», podrías usar «p@ssw0rdñ23». Esta pequeña modificación hace que la contraseña sea significativamente más difícil de descifrar.
  • Si sueles usar el nombre de tu mascota, por ejemplo, «Rex2024», intenta cambiarlo a «R3xñ024». Nuevamente, la inclusión de la «ñ» añade una capa de complejidad que dificulta el hackeo.
Periodista especializada en ciberseguridad y tecnología. Mi enfoque se centra en analizar mundo de las aplicaciones y la seguridad especialmente en redes sociales. Con un interés constante en informar sobre avances, riesgos y sin olvidar la importancia de la prevención, busco compartir información precisa y comprensible para el usuario.

Deja un comentario

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre