“La ciberreserva no es más que una libreta de direcciones”, Ángel Gómez de Ágreda

Necesitamos tener gente cualificada para construir el ciberespacio. Así de tajante se muestra el Coronel del Ejército del Aire, Ángel Gómez de Ágreda, analista geopolotítico del Ministerio de Defensa. “El primer reto (de la ciberseguridad) es encontrar, desarrollar y formar el talento que no solo pueda construir el ciberespacio, sino defenderlo y darle utilidad. Tenemos que darles los medios para que puedan innovar. La inversión en este campo es fundamental”, explica el experto en esta entrevista durante el evento ENISE organizado por INCIBE, donde fue uno de los ponentes destacados.

Gómez de Ágreda cuenta con una larga trayectoria en ciberseguridad. Ha sido Jefe de Cooperación del Mando Conjunto de Ciberdefensa (MCCD) de febrero de 2014 a septiembre de 2016, y representante español en el Centro de Excelencia de Cooperación en Ciberseguridad de la OTAN entre 2014 y 2016. En su opinión, el popular “ciberejército” o ciberreserva, que ocupó incluso portadas de periódicos generalistas hace unos meses, no es más que poder levantar el teléfono y saber a quién llamar.

“La ciberreserva es mucho más simple que lo que se ha contado hasta ahora: es una libreta de direcciones. Es tan sencillo como tener identificadas a las personas que saben hacer algo específico en ciberseguridad, y que puedan ayudar y aportar de forma desinteresada y voluntaria. Entre todos tenemos que hacer de este ciberespacio algo más habitable”.

“Se ha desvirtuado la idea inicial de lo que era el concepto de ciberreserva en los medios”, afirma, “no hay competencia con las empresas privadas, ni se trata de crear algo que ya existe, es una lista de personas dispuestas a ayudar”.

Desarrollar el talento, sí. Pero, ¿cómo retener el talento cualificado?

Desde la administración es difícil hacerlo a base de estímulos económicos, asegura Gómez de Ágreda, tenemos que ofrecer otro tipo de estímulos, “algo que motive desde dentro, un incentivo más allá de motivos económicos”.

El experto afirma también que las empresas deben reaccionar, y rápido. Porque lo que no sobra en ciberdefensa precisamente es el tiempo. “La ciberseguridad ya es uno de los retos más importantes para las empresas. Los CSO no solo tienen que ser los responsables de esa seguridad, sino que todos formamos parte de esa responsabilidad”.

 

Deja un comentario