El listado de tendencias en materia de ciberseguridad sigue creciendo conforme avanza el año. Diversos expertos y compañías del sector nos ponían sobre aviso a finales de 2020, pero nunca es suficiente para adelantarse a los acontecimientos. ciberataque

El último informe del que tenemos constancia es el de la empresa S21sec. Se trata del estudio “Threat Landscape Report”, en el que la compañía analiza la evolución del cibercrimen en el segundo semestre del año pasado. De él se desprenden dos conclusiones:

  • Se abre paso la extorsión a empresas en los llamados ataques RDDoS
  • Aumentan más del 50% las campañas de desinformación o fake news.

¿Qué es un ciberataque RDDoS?

Para entender esta novedosa amenaza debemos partir de dos conceptos: el ransomware y los ataques DDoS. El secuestro de datos a cambio de importantes sumas de dinero es lo que caracteriza un ataque de ransomware. Las empresas privadas suelen ser las víctimas más frecuentes, que a menudo pagan el rescate con tal de recuperar información sensible. Por otro lado tenemos los ataques DDoS, que lo que hacen es bloquear un servidor enviándole una enorme cantidad de peticiones.

Los RDDoS son una mezcla de ambas modalidades, pues la víctima se encuentra en la tesitura de pagar un rescate antes de que la supuesta amenaza se haga efectiva. La manera en la que actúan los ciberdelincuentes consiste en el envío de un email haciéndose pasar por grupos de amenaza conocidos. A veces el correo se acompaña de un ataque de bajo impacto para asustar. Según el equipo de S21sec, esta campaña se vio por primera vez en agosto y a partir del otoño tomó mayor impulso.

La desinformación y los riesgos que conlleva

No todos los ataques que existen buscan paralizar un servidor y conseguir importantes sumas de dinero. Hay otro tipo de acciones maliciosas que están marcando tendencia y que pretenden sembrar el caos, la desconfianza, polarizar a la población o afectar a la seguridad nacional de un país. A menudo las recibimos sin ser conscientes de ello y lo que es peor, ayudamos a difundirlas. Las fake news o noticias falsas no son inofensivas, debemos aprender a distinguirlas.

Tras los meses de confinamiento, los expertos de S21sec apreciaron un aumento en más del 50% de desinformación, generalmente sobre temas que afectan al gobierno, a la política y a la sanidad. Son Facebook, Twitter, WhatsApp e Instagram las herramientas favoritas para estos fines. Detrás ellas puede haber ciudadanos descontentos, organismos e instituciones.

Parece que no bastan las medidas adoptadas por las plataformas anteriormente citadas, la última de ellas Tik Tok. Es responsabilidad nuestra frenar el impacto de las mismas dudando y contrastando la información que nos llega. En este artículo te contábamos algunos trucos para saber detectarlas y que tampoco te la cuelen con las deepfakes.

ciberataque

Deja un comentario