La ciberdelincuencia es una preocupación real para el 61% de los consumidores a nivel mundial, por encima de otros tipos de delincuencia más “tradicionales”, como los delitos físicos o los robos. En España, esa preocupación asciende hasta el 73% de los consumidores.

Estos son algunos datos que se desprenden de un estudio realizado por Affinion sobre el cibercrimen y su relación con el consumidor. La investigación se ha realizado en 12 países a 13.000 consumidores. 

Los incidentes de seguridad, en especial los relacionados con la privacidad, la reputación, y la identidad son una preocupación cada vez mayor para los usuarios. Algo comprensible teniendo en cuenta las cada vez mayores brechas de datos y seguridad que se producen constantemente.

Pero, ¿pueden convertirse las amenazas a incidentes de seguridad en oportunidades

El estudio apunta a que las empresas que demuestran que son capaces de proteger a los usuarios y cuidar su identidad online pueden fortalecer su relación con los clientes. En definitiva, ayudar a un usuario en una crisis relacionada con su privacidad y su ciberseguridad, refuerza la confianza del cliente.

No es lo mismo preocupación que concienciación

El 64% de los encuestados ya reconoce como un valor añadido para la marca que las empresas estén ofreciendo servicios de ciberseguridad.

La preocupación cada vez más creciente de la sociedad respecto a los ataques en ciberseguridad ofrece a las empresas la oportunidad de posicionarse al lado del cliente y crear un vínculo de fidelización a corto y largo plazo.

El estudio se dio a conocer al público por la compañía en una jornada de ciberseguridad enmarcada dentro de la Semana del Seguro. En ella, Eduardo Esparza, VP General Manager de Affinion explicaba que  “España ocupa el tercer lugar en cuanto a precupación respecto a la ciberseguridad. Sin embargo, cabe destacar que en nuestro país estamos preocupados pero no hacemos nada o no sabemos qué hacer. No es lo mismo preocupación que concienciación”, ha afirmado Esparza.

Deja un comentario