Coworking: “Las multinacionales también quieren estar, son lugares donde captar talento”, Philippe Jiménez, Country Manager de Spaces España

La innovación va ligada a la colaboración, al talento y la flexibilidad. Eso es lo que ofrecen los espacios de trabajo colaborativos que llevan años surgiendo y estableciéndose en muchas ciudades. Coworking es el nombre más usado para estos lugares, que básicamente son espacios físicos donde se reúnen para trabajar emprendedores y startups de diferentes sectores que están empezando su proyecto o negocio, donde normalmente hay distintos tipos de tarifas mensuales para acceder a una mesa, conexión a internet y zonas de reuniones, evitando tener que alquilar una oficina propia. El coste es una de las principales razones para elegir estas oficinas compartidas, y también uno de sus beneficios, porque “cada uno paga por lo que utiliza“. Así lo explica Philippe Jiménez, Country Manager de Spaces España, una compañía nacida en Ámsterdam en 2006 que ahora forma parte del conglomerado de Regus y cuenta con espacios de trabajo colaborativo en distintas ciudades.

Eso sí, más que lugares de coworking, ellos prefieren definirse como una “comunidad de socios“, ya que sus clientes pueden usar las instalaciones que la firma posee en todo el mundo. Desde Madrid hasta Sydney pasando por París, Berlín, Milán, Lima o Nueva York. Jiménez asegura que sus espacios son más que un coworking tradicional. “Es un espacio que fomenta la creatividad y la innovación. al que uno va para trabajar, pero también para pasar momentos agradables y para aprender”.

No solo emprendedores

“Es una nueva forma de trabajar, que surge de la observación de las nuevas tendencias, de las nuevas generaciones que trabajan de una forma distinta”, explica el responsable de Spaces en España, “los millennials no quieren trabajar en una mesa entre cuatro paredes, quieren flexibilidad“.

Eso sí, nos despeja la idea de que estos lugares de encuentro están destinados solamente a emprendedores, como es la idea generalizada que se tiene de ellos. Grandes empresas y multinacionales conviven con pequeñas empresas y startups, y también quieren formar parte de estas comunidades. “Las multinacionales no se quieren perder el tren de la flexibilidad. Si quieren captar talento joven y retenerlo tienen que ofrecer este tipo de trabajo flexible. Además quieren estar cerca de la innovación“, explica Jimenez, y estos lugares son perfectos para encontrarla.

Los jóvenes ahora quieren ser “sus propios jefes”

“Hace algunos años, hicimos una encuesta para saber el objetivo de los jóvenes, y la mayoría querían ser funcionarios. Repetimos la encuesta hace un mes, y hay una abrumadora mayoría que quieren ser emprendedores, ha cambiado la tendencia 180 grados”, explica Jiménez. “Vemos muchos jóvenes de 20 o 22 años con capacidad, talento y ganas de emprender, que quieren ser sus propios jefes, quieren crear e innovar. Esto es fantástico para un país”, afirma.

Jiménez nos ha recibido en el espacio creado durante 4YFN, el evento de emprendimiento que se celebra en paralelo al Mobile Word Congress. En sus espacios de trabajo han visto cómo se han forjado nuevos proyectos durante los últimos años. La tendencia en cuando a los sectores: nuevas tecnologías, inteligencia artificial, e Internet de las Cosas.

 

Deja un comentario