Málaga es este año la ciudad elegida para albergar CyberCamp 2018, el congreso de ciberseguridad organizado por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) que aúna a expertos, usuarios y talento en seguridad informática.

La ciberseguridad es cosa de todos, los ataques y amenazas pueden estar dirigidos a cualquier sector, y las personas y empresas debemos disponer de entornos preventivos que minimicen los ataques y los riesgos.

Estas son algunas de las claves que han marcado esta primera jornada, en la que sus protagonistas han dado las pautas también sobre cómo convertirse en un profesional de la ciberseguridad.

El evento está conformado por conferencias, talleres técnicos y distintas actividades para todos los públicos. ¿El objetivo? Aprender sobre ciberseguridad desde todos los ámbitos.

CyberCamp 2018 tendrá lugar hasta el próximo 2 de diciembre en el complejo de Tabacalera de Málaga. El acceso es gratuito previo registro en su web (cybercamp.es)

La importancia de la formación en ciberseguridad

El evento cuenta con diferentes actividades que giran entorno al talento e impulso en seguridad informática, como un Hackaton y un CTF, donde los participantes pueden demostrar sus habilidades técnicas.

Desde INCIBE se recuerda que hay estudios que hablan de que se crearán más de 3,5 millones de empleos en ciberseguridad en sólo tres años.

Concepción Cordón, jefa de gestión de riesgos de la empresa municipal de aguas de Málaga (EMASA); Mar López, jefa de la Oficina de Ciberseguridad del Departamento de Seguridad Nacional; Eduvigis Ortiz, directora de Ventas, Alianzas y Marketing de Novared España; y Soledad Romero, gerente de negocios de ciberseguridad y auditor legal en Grupo SEIDOR han participado en una mesa redonda moderada por la jefa de gabinete del director general de INCIBE, Beatriz Soto, en la que han hablado de las cinco cosas que hay que tener en cuenta para desarrollar una carrera en ciberseguridad.

Las expertas en el sector han destacado la importancia de la formación, el desarrollo de habilidades blandas, las salidas profesionales o la concienciación desde edades tempranas.

 

Deja un comentario