En pleno siglo XXI seguro que sigues guardando contratos y nóminas en papel, certificados, títulos, tarjetas identificativas, y un sinfín de documentos que podrían pedirte en cualquier momento para realizar un trámite a priori sencillo. Poco a poco la sociedad va evolucionando hacia un sistema más digital, más libre de papel, más seguro, que busca ahorrar tiempo eliminando pasos intermedios y desplazamientos.

La identidad digital para toda Europa está llamada a ser esa clase de ayuda que andábamos esperando. Contratar un servicio desde cualquier país de la UE, identificarnos ante organismos públicos o privados, abrir una cuenta bancaria… todo será posible a través de una aplicación de móvil. No obstante, son muchas las dudas que surgen al respecto, como es lógico, ante un proyecto incipiente que espera iniciar su andadura en 2022. Vamos a tratar de despejar las dudas más frecuentes partiendo de la información que ha trascendido hasta ahora.

¿Qué es la identidad digital europea?

Es un método de autenticación digital que estará a disposición de todos los residentes, entidades y empresas de la UE. Lo propuso la Comisión Europea el pasado 3 de junio y la idea es que a través de esta “cartera virtual” podamos demostrar nuestra identidad y compartir documentos electrónicos desde el teléfono móvil.

que es la identidad digital europea comision documento carnet europeo union eu ue carnet online tecnologia futuro claves noticias ciberseguridad bit life media

Desde 2014 el reglamento eIDAS sienta las bases de la identificación electrónica, pero los estados de la UE no estaban obligados a desarrollar una identidad digital nacional ni tampoco a hacerla compatible con las del resto de países. Ante la falta de entendimiento y cooperación, se propone la reforma del reglamento para llegar a un punto en común que será la denominada “identidad Digital Europea”.

¿Cómo funcionará y qué ventajas traerá consigo?

A través de una aplicación, los usuarios podrán hacer diferentes trámites desde cualquier lugar de la Unión Europea de manera sencilla. Tanto los estados miembros, como las empresas privadas autorizadas y las administraciones públicas podrán emitir el monedero de identidad digital. En él podremos guardar muchos tipos de documentos, como por ejemplo el DNI, el carnet de conducir, la tarjeta sanitaria, titulaciones, cuenta bancaria… Entre las muchas ventajas a destacar tenemos las siguientes:

  • Contratación de servicios fácil, segura y rápida

  • Confirmación de determinadas informaciones sin necesidad de revelar nuestra identidad al completo

  • Gestionar cómodamente la mudanza a otro país (por ejemplo en asuntos como la contratación de un servicio de teléfono o abrir una cuenta bancaria en el lugar de destino)

  • Registro sin esperas en establecimientos turísticos

¿Qué pasará con nuestra privacidad?

En primer lugar, el monedero de identidad digital europeo cumplirá con el Reglamento General de Protección de Datos. Por otro lado, el proyecto cede el control de los datos a los usuarios. Esto quiere decir que el ciudadano en cuestión elegirá qué aspectos de su identidad o qué datos comparte con terceros en cada momento, en cada trámite. También estará al corriente de lo que se haga con ellos.

Bit Life Media tecnologia compras online

Y desde el punto de vista de la ciberseguridad, ¿será un sistema fiable?

La futura identidad digital europea quizá os recuerde a un proyecto del que hablábamos hace algunos meses denominado Dalion. Varias empresas españolas se unían en 2020 con el firme propósito de simplificar los movimientos en la red. Crearían para ello una identidad digital basada en tecnología blockchain. En ese mismo sentido tiene pinta de desarrollarse esta propuesta a nivel europeo.

En el “ecosistema descentralizado” que se plantea, como lo denomina Mariona Campmany en este artículo, la información no permanecerá almacenada en un único lugar, sino que quedará registrada en diferentes nodos. Esto convierte al sistema en una infraestructura autosuficiente y con una protección más robusta frente a ciberataques. Sobre su regulación y el reto que supone da más detalles Ignacio Alamillo Domingo, socio director de Astrea, aquí.

¿Cuándo echará a rodar la identidad digital europea?

La Comisión Europea ha invitado a los estados miembros a crear un conjunto de herramientas comunes con plazo septiembre de 2022. El diseño y los estándares acordados se presentarían en octubre del próximo año y a partir de entonces se iniciaría la fase piloto. La Comisión quiere darle salida cuanto antes pero todo lleva su proceso. Sin embargo, estamos hablando de un proyecto ambicioso llamado a cambiar el modo en el que nos movemos, hacemos gestiones, viajamos… ¿Saldrá adelante? ¿Cubrirá las enormes expectativas que está generando? Aún tendremos que esperar un poco para responder dichas cuestiones, pero desde luego se abre un mundo de posibilidades cuyos avances seguiremos de cerca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

dieciseis − dos =