Uno de los activos más importante para cualquier empresa son sus datos. Y debido a las últimas y numerosas brechas de información, son un bien cuya protección es vital. La amenaza de una posible fuga de datos debido a un incidente de seguridad siempre está ahí, más aún teniendo en cuenta el volumen sin precedentes de información que se genera cada segundo.

Precisamente un estudio reciente de Veritas, compañía de protección de datos y almacenamiento definido por software, revelaba que el crecimiento medio del volumen mundial de datos es de un 49% anual. Por su parte, la Comisión Europea estima que en cinco años el 46% de las empresas europeas compartirán sus datos con terceros, convirtiéndose en su actividad económica más importante.

Las empresas se enfrentan a una serie de retos ante esta masiva generación de información, así como a su dispersión y distribución.

Para la compañía de datos, uno de esos retos es la rapidez de las soluciones de almacenamiento de datos, teniendo en cuenta arquitecturas como el cloud, ya que para 2020 se estima que el 80% de las empresas habrá migrado sus datos y cargas de trabajo a servicios en la nube, según Gartner.

“La generación masiva de datos y las nuevas cargas de trabajo hacen necesario ofrecer al mercado soluciones de backup que sean capaces de monitorizar esa información y repartir la carga de trabajo”. Así lo afirma Valentín Pinuaga, Country Manager de Veritas España y Portugal, destacando que su prioridad es trabajar en el desarrollo de mecanismos para que las empresas puedan restaurar sus datos de manera fiable con el menor esfuerzo.

Para Veritas otro de los desafíos es la complejidad, ya que esas cargas de trabajo aparecen en arquitecturas cada vez más complejas. En este sentido, encontrar nuevos profesionales que manejen esta ingente cantidad de datos es otro de los retos.

Como conclusión, la compañía apuesta por la simplicidad y la autonomía en los sistemas IT, añadiendo flexibilidad como algunos de los criterios del mercado más importantes.

Deja un comentario