Durante la última edición del Mobile World Congress una de las tendencias destacadas (con permiso del 5G) fueron las pantallas plegables. Los grandes fabricantes apostaron por esta nueva tecnología para sus smartphones estrella, y uno de ellos era el Galaxy Fold de Samsung.

La compañía lo presentó en abril, unos días antes que sus competidores, y todo parecía estar listo para su lanzamiento al mercado unas semanas después. Pero el dispositivo de casi 2.000 dólares no llegó a las tiendas. Tras algunas unidades probadas por periodistas y analistas que resultaron tener problemas de diseño, la compañía coreana decidió aplazar la venta del dispositivo sin una fecha definida.

Ahora, Samsung afirma que ya están preparados para volver a relanzar su Galaxy Fold. La fecha en la que el mercado podrá recibir este nuevo dispositivo será septiembre de 2019. No hay fecha exacta aún, pero eso sí, por el momento solo se pondrá a la venta en algunos mercados, que la compañía denomina «selectos».

Así han resulto los problemas de diseño

En un comunicado, Samsung afirma que ha dedicado «el tiempo necesario para analizar y evaluar por completo el diseño del producto, haciendo las mejoras necesarias y realizando rigurosas pruebas que validen los cambios propuestos».

Estas mejoras en el diseño y fabricación de su primer terminal flexible incluyen una mejora en la capa protectora de la pantalla Infinity Flex Display, que se ha extendido más allá del bisel. Ahora se hace evidente que es una parte integral de la estructura de la pantalla y que no se debe retirar.

La compañía segura asimismo haber incorporado refuerzos adicionales en el Galaxy Fold «para una mejor protección del dispositivo ante partículas externas, manteniendo intacta su experiencia flexible característica».

Además, la parte superior e inferior de la bisagra (uno de sus puntos más débiles) han sido reforzadas con nuevas tapas de protección, se han incorporado capas metálicas adicionales bajo la pantalla Infinity Flex Display, para reforzar la protección de la misma. Y por último, el espacio entre la bisagra y el cuerpo de Galaxy Fold ha sido reducido.

La compañía señala que han aprovechado estos meses para seguir trabajando en las aplicaciones y servicios que acompañan al dispositivo.

En cualquier caso, aseguran estar ya realizando las últimas pruebas para que Galaxy Fold esté disponible a partir de septiembre en algunos mercados.

Los detalles de disponibilidad se anunciarán a medida que se acerque la fecha de lanzamiento.

Deja un comentario